Enviar

Caja pierde pulso en Sala Cuarta

201303210953551.caja1.jpg
La Sala Constitucional rechazó de plano el recurso de amparo que interpuso la Caja contra la Universidad de Costa Rica y le advirtió que es ella la que debe garantizar los servicios de salud.

Por votación unánime, los magistrados se trajeron abajo las pretensiones de la Caja, que buscaba que se obligara a la Universidad a seguir prestando los servicios aun después de finalizada la prórroga del contrato el 31 de marzo.

Los magistrados consideraron que lo solicitado por la recurrente excede la esfera de sus competencias, por tratarse de una cuestión de legalidad ordinaria que debe ventilarse ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

Sin embargo, le indicaron a la Caja que deberá garantizar inmediatamente a los habitantes de Montes de Oca, Curridabat y La Unión los servicios de salud.

Agregaron además, que a la mayor brevedad posible, esta entidad deberá solventar el problema de la administración y gestión de los Ebais, dado que de haber existido una adecuada planificación no se estaría en la vicisitud planteada.

Al Seguro Social aún le queda una carta, adicionalmente al recurso de amparo, por lo que presentó una solicitud de una medida cautelar provisionalísima al Tribunal Contencioso Administrativo, es decir, que de inmediato se obligara a la UCR a no cerrar los Ebais del Este del Área Metropolitana. Pero el Tribunal decidió antes dar una audiencia a la Universidad, para que presente sus alegatos. Esta audiencia será este viernes 22 de marzo, a las 9 a.m. y a partir de ahí dispondrá lo que corresponda.

Paralelamente a las acciones legales impulsadas por las autoridades de la CCSS, a fin de garantizar los derechos constitucionales a la salud y a la vida, continúan abiertas las negociaciones entre las instituciones, en procura de encontrar una solución, antes del cierre anunciado, a partir del 1° de abril.

Anteriormente, se consultó a Ileana Balmaceda, presidenta de la Caja sobre el plan de contingencia que tenía por si las acciones legales no prosperaban.

En esa oportunidad dijo que ni siquiera quería referirse a ello, pues su esperanza estaba puesta en la respuesta de los tribunales.

Ahora, por orden de la Sala Constitucional tiene que establecer un “plan b”, pues la contratación de un nuevo administrador tardará al menos un año.

La Universidad de Costa Rica ha manifestado que seguirá con los Ebais, sólo si la Caja le paga más.

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios