Caja empleará medidas para fortalecer el IVM sin cambiar la Ley
Todos los sistemas de pensiones enfrentan retos de envejecimiento, en países de Europa y Suramérica están tomando las medidas y haciendo los análisis, dijo Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la Caja. Gerson Vargas/La República
Enviar

Caja empleará medidas para fortalecer el IVM sin cambiar la Ley

Tras rechazar estudio de Melinsky

La Caja anunciará cambios en las pensiones del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), el próximo martes, luego de que se rechazara el estudio al consultor argentino, Eduardo Melinsky este jueves.
Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la Caja, conversó con este medio de comunicación sobre el escenario del IVM.

¿Cuántos cotizantes tiene el IVM?
Tiene 1,4 millones.

¿Cuál es el mensaje para estos cotizantes?
En este caso, la institución sigue preocupada y alerta para garantizar la sostenibilidad en el mediano y largo plazo. La Caja no quiere postergar la discusión y el próximo martes definirá la ruta a seguir.

¿Qué es exactamente lo que van a anunciar el martes?
En el contrato se había establecido que una vez que estuvieran los resultados de los estudios del señor Melinsky y la recomendación técnica de la UCR, se iba a definir la forma en que se darían a conocer, por parte de la Caja y la Supen, tanto los resultados como la ruta a seguir.

¿Qué quiere decir con la ruta a seguir?
La sostenibilidad no depende del estudio a consultar, hay estudios internos, preocupaciones de la Junta Directiva, que ha venido analizando la institución independientemente del estudio de Melinsky.

¿Tiene la Caja un informe propio?
Los internos nuestros que hacemos anualmente y que presentamos este año con cierre a 2014 a la Junta Directiva.

¿Qué dice?
Coincide con que de acuerdo con la reforma de 2005, la sostenibilidad del régimen es de dos décadas más. A 2037.

¿Qué pasará en 2037?
Si no se hace una modificación, a partir de ahí se empieza a echar mano de las reservas. En este momento, lo que se usa son los intereses de las reservas, pero eso lo plantea el modelo.

No importa cuál sea el estudio, todos dicen colapso antes de 2045, ¿qué tan urgente es la reforma?
En este caso recordemos que estos sistemas son dinámicos. Todos los sistemas de pensiones enfrentan retos de envejecimiento, en países de Europa y Suramérica están tomando las medidas y haciendo los análisis.
Sea el de nosotros u otros estudios, como el que contrató la Supen, en temas de pensiones diez años o 20 años, no es un tiempo tan largo. El mensaje es no dilatar más la discusión.

¿Cuándo usted habla de medidas de corto plazo a qué se refiere?
Son medidas que la Junta Directiva venía valorando. La Caja es una institución autónoma y hay medidas que no requieren una ley. Hay ciertas variables que pueden ajustarse de momento para generar más ingresos o más bien para fortalecer los ingresos.

¿Por qué la Supen y la Caja continúan con el estudio si desde enero se rechazaron los productos?
Hay que entender que hay observaciones técnicas, que efectivamente la Supen y la Caja venían haciendo sobre estos productos, pero, no obstante las suspicacias, nosotros queríamos garantizar objetividad con la UCR.

¿Y le van a pagar a Melinsky?
El contrato establece que se le paga cuando se ha recibido a satisfacción, así que no podemos hablar de pago porque no fue una entrega a satisfacción.

Desde 2007 se hacen estudios, ¿por qué no se ha hecho nada?
Usted me habla de 2007, en ese momento tenía dos años la última reforma. Recordemos que en 2005, la cuota pasó de 7,5 a 10 y se subió la edad a los 65 años.

Pero es claro que no fue suficiente…
Desde 2005 se sabía eso. Esta reforma fue la que se dio en un proceso de consenso entre los grupos sociales, patronos, sindicalistas y Defensoría de los Habitantes, todos acordaron lo que se hizo.

¿Usted concuerda con tomar fondos de la OPC para el IVM como recomiendan los sindicatos?
Esas son posiciones particulares que ellos están planteando, puede que otros sectores piensen diferente.


María Siu Lanzas
[email protected]

 

Ver comentarios