Enviar
Inversión para edificios y equipos es reducida en un 50%
Caja condena infraestructura

Falta de recursos dificulta cumplir reparaciones de quirófanos
Con un 50% menos de los recursos requeridos, contaría la Caja Costarricense de Seguro Social en 2012 para la ejecución de nuevas edificaciones y adquisición de equipos.
Los ingresos para ese periodo crecerán menos y deberán distribuirse para atender las distintas necesidades; entre las prioridades están los gastos para la compra de medicamentos.
Tal situación impediría a la Gerencia de Infraestructura y Tecnología iniciar los nuevos proyectos planeados para el año entrante o bien comprar nuevos equipos.
Debido a la limitación presupuestaria, dicha unidad debió establecer prioridades y bajar sus expectativas presupuestarias para 2012.
La cartera de obras requería una inversión de ¢45 mil millones, la que debió bajar a ¢33 mil millones, y a final de cuentas solo se le concederán ¢15 mil millones.
Estos datos surgen de las proyecciones preliminares hechas por la Gerencia Financiera. Se solicitó el criterio de Manuel Ugarte, gerente financiero, pero argumentó que no respondería hasta que estuviera el presupuesto consolidado.
La restricción implica que la mayor parte del trabajo en infraestructura se concentrará en la conclusión de obras que están en ejecución.
De momento hay 23 proyectos en desarrollo, que para su cumplimiento en 2012 agotará la asignación presupuestaria por ¢15 mil millones.
Edificaciones como la construcción de la Torre del Hospital Calderón Guardia, o la de las clínicas de Barva, Mora y Parrita quedará en suspenso mientras se buscan nuevas alternativas de financiamiento.
Esa situación de escasez de recursos también impedirá atender las órdenes sanitarias giradas por el Ministerio de Salud relacionadas con problemas de infraestructura o el mal estado de los quirófanos.
Por ejemplo, la adquisición de 20 mesas de cirugía o de cámaras de rayos gamma deberá posponerse y esperar mejores tiempos presupuestarios.
Las directrices de restricción se enmarcan dentro de la política de contención del gasto planteada por las autoridades de la Caja a efecto de atender la crisis financiera, dijo Gabriela Murillo, gerente de Infraestructura y Tecnología de la Caja.
A fin de poder iniciar edificaciones necesarias, la Gerencia de Infraestructura busca otras fuentes de financiamiento para lo cual estudia ofertas de crédito del Banco Nacional y el de Costa Rica.
De momento, la construcción de la torre del Hospital San Juan de Dios está sujeta a la aprobación de un préstamo con el Banco Mundial, si no también deberá posponerse.
“Hay que esperar si los bancos van a poder solventar el problema financiero, pero todo dependerá de la viabilidad financiera que tengamos”, comentó Murillo.
Dicha viabilidad dependerá en buena medida de la capacidad de endeudamiento que tenga la institución, lo que estará definido por el comportamiento de los ingresos.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios