Caja concedió ¢1.267 millones por subsidio de gastos funerarios
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

La Caja de Seguro Social entregó unos ¢1.267 millones por pago de gastos funerarios a personas dolientes como parte del beneficio de los afiliados.

En total consiste en 13.982 personas las que recibieron este subsidio, durante el año anterior.

Este beneficio no es exclusivo de los familiares dolientes, pueden hacerlo efectivo las personas que demuestren haber sufragado los gastos de un asegurado directo, cónyuge, compañero, compañera o viudo o viuda.

Actualmente, el monto que se concede por la muerte de una persona en condición de asegurada directa es de ¢95 mil y para el compañero, compañera, viudo o viuda, es de ¢63 mil.

Este subsidio se extiende a personas aseguradas por un patrono debidamente afiliado a la Caja, asegurados voluntarios y a la población trabajadora independiente afiliada en forma individual o por convenios colectivos.

Las personas interesadas en solicitar este beneficio tendrán hasta seis meses después de la defunción para hacerlo efectivo.

Para hacer efectivo el cobro del beneficio, la persona interesada debe presentarse en la sucursal de la Caja más cercana, o bien, en el Área de Prestaciones en Dinero en Oficinas Centrales, con la siguiente documentación:

  • Documento de identificación de quien gestiona el cobro de la persona fallecida
  • Factura original o cualquier documento idóneo que demuestre el gasto realizado
  • Constancia de matrimonio en caso de cónyuges fallecidos
  • Constancia de defunción o dictamen médico
  • Constancia de pensionado o asegurado por el Estado, según sea el caso
  • En caso de no poder presentar la cédula de la persona fallecida, se puede presentar otro documento como pasaporte, licencia de conducir, entre otros, a juicio de la jefatura de la unidad pagadora
Ver comentarios