Caída del yuan provoca nueva suspensión de negociación en China
Enviar

El peor comienzo para los mercados chinos en dos décadas no da señales de ceder luego que el banco central realizó el mayor recorte a la tasa de referencia del yuan desde agosto, provocando una oleada de ventas de acciones que forzó al mercado de $6.600 billones a cerrar antes.

Las autoridades reguladoras de valores de China convocaron a una reunión imprevista después de que el Índice CSI 300 se desplomó 7,2%, provocando un día completo de suspensión en las cotizaciones apenas 29 minutos después de la apertura del mercado. El yuan onshore se debilitó a su mínimo en cinco años frente al valor del dólar, luego de que el Banco Popular de China recortó su tasa referencial por octavo día consecutivo y las reservas de divisas disminuyeron en $108.000 millones en diciembre.

Aunque un yuan más débil favorecería las débiles exportaciones chinas, también aumenta los riesgos para los prestatarios en moneda extranjera del país y eleva la especulación de que la desaceleración de la mayor economía de Asia es más profunda de lo que sugieren los datos oficiales. Una devaluación del yuan inesperada en agosto irritó a los mercados mundiales por la preocupación de que la medida podría desencadenar una guerra cambiaria y exacerbar las presiones deflacionarias entres los países desarrollados.

“Es una locura”, dijo Chen Gang, jefe de inversiones en Shanghai Heqi Tongyi Asset Management Co., que maneja unos 300 millones de yuanes ($46 millones). “Liquidamos todas nuestras posiciones esta mañana” luego de que las acciones alcanzaron niveles en que había que vender para limitar la pérdida, dijo.


Interruptores

Las bolsas de valores de China cerraron a las 9:59 a.m. hora local, apenas 29 minutos después de abrir los mercados, cuando el CSI 300 amplió su caída de este año a 12%. Las operaciones fueron detenidas por media hora después de que un cinco por ciento de caída provocó una suspensión más temprano. Los mercados de China normalmente abren de 9:30 a.m. a 3 p.m., con un descanso de 90 minutos en el medio.

Los nuevos interruptores, que también fueron activados el lunes, han sido criticados por los analistas porque incrementan las caídas, mientras los inversores luchan para salir de sus posiciones antes de la suspensión de la negociación. Las autoridades necesitan “explorar gradualmente, ganar experiencia y hacer ajustes” a las normas, dijo en un comunicado el vocero de la Comisión Reguladora de Valores de China, Deng Ge, este jueves.

La comisión sostuvo una reunión interna para evaluar las condiciones del mercado y los interruptores sin llegar a una decisión, de acuerdo a una persona con conocimiento directo en el tema, quien pidió no ser nombrada por no estar autorizada para hablar púbicamente. El regulador no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.


Inversores asustados

“La suspensión automática no está permitiendo a los inversores buscar una posición racional de ventaja”, dijo Brett McGonegal, codirector ejecutivo en Reorient Group Ltd. en Hong Kong. “Cuando terminó el período de suspensión del 5 por ciento, el frenesí por vender ya se había desatado”.

El yuan se debilitó 0,5% a 6,5889 por dólar a las 5:02 p.m., hora local en Shanghái. La moneda se recuperó de caídas más temprano en las negociaciones offshore, fortaleciéndose 0,3% en Hong Kong. Las oscilaciones en la tasa offshore sembraron la confusión entre los analistas sobre lo que el banco central trata de lograr.

Ver comentarios