Caída del peso afecta a empresa eléctrica más grande de Colombia
Compañías de servicios como la Empresa de Energía de Bogotá sufren la mayor declinación del peso colombiano, que afecta a sus bonos. Bloomberg/La República
Enviar

Caída del peso afecta a empresa eléctrica más grande de Colombia

 La caída del peso afecta a los bonos de la mayor compañía de electricidad de Colombia. Los $749 millones de bonos de Empresa de Energía de Bogotá con vencimiento en 2021 han bajado 1,5% desde que la moneda cayó a un bajo nivel récord el 26 de agosto.
Se trata de la mayor declinación entre la deuda de compañías de servicios similares de mercados emergentes. A los inversores les preocupa que EEB enfrente costos de servicio de su deuda externa más altos luego de una expansión.
La compañía, que es propiedad de la ciudad de Bogotá, aumentó su endeudamiento en moneda estadounidense en los últimos años a los efectos de financiar la compra de una participación adicional en su unidad de gasoductos y expansiones en Perú.
Eso dejó a EEB con una casi totalidad de su deuda en dólares, mientras que sólo el 65% de sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda, está vinculada al dólar. Eso llevó este mes a Standard Poor’s a cambiar a negativas las perspectivas de la calificación de EEB.
“La compañía ha tenido una estrategia de crecimiento agresiva y tiene exposición cambiaria, de modo la moneda le ocasiona un impacto económico”, dijo desde Miami César Sánchez, vicepresidente de ventas de renta fija de la firma de operaciones Ultralat. “Los inversores han considerado una posible rebaja a basura”.
EEB trabaja para alinear la deuda con sus ganancias, lo que comprende un plan de emisión de bonos locales en pesos y el pago anticipado de parte de la deuda en dólares, según Felipe Castilla, el máximo responsable financiero.
La compañía también tratará de extender sus bonos 2021 si encuentra condiciones de mercado adecuadas, además de buscar socios para reunir capital para su unidad colombiana de gasoductos, conocida como TGI, dijo. “Hemos sido muy conservadores, estamos tomando medidas para controlar la situación, y en ese sentido pensamos que el cambio de perspectivas fue muy fuerte”, dijo Castilla el miércoles en una entrevista.
El peso colombiano ha caído 20% este año, la mayor cantidad entre los mercados emergentes después del real brasileño y la lira turca, en tanto la caída de los precios del petróleo afecta la economía.
S&P da a los bonos de EEB una calificación de BBB-, el grado de inversión más bajo.
“El apalancamiento de la deuda ha experimentado un aumento sustancial en los últimos meses como consecuencia de la depreciación”, dijo Jose Coballasi, el analista de S&P, en un informe del 3 de septiembre.
Para Moody’s Investors Serivce, EEB toma medidas para hacer frente al impacto de la declinación del peso y menciona el plan de la compañía de obtener efectivo para su unidad TGI. Moody’s subió un nivel la calificación de EBB, a Baa2, o dos niveles por encima de basura, el día después de que S&P revisara sus perspectivas a negativas.
“Merecen el beneficio de la duda de que podrán manejar esto bien”, dijo la analista de Moody’s Natividad Martel, por teléfono desde Santiago. “Entendemos que es temporario y suponemos que resolverán la situación”.

Bloomberg

 

Ver comentarios