Caída del dólar ayudaría a contener inflación
Enviar
Más de la mitad del índice de precios al consumidor toma por referencia el valor de productos importados
Caída del dólar ayudaría a contener inflación
Cotización de la divisa podría caer nuevamente en la primera semana de diciembre por el pago de aguinaldos y de impuestos

En el último mes, el precio de compra y venta del dólar cayó en ¢16 aproximadamente, rondando los ¢570 y ¢560 respectivamente. Si bien genera una afectación para los exportadores, podría derivar en una situación positiva para los consumidores a nivel inflacionario.
La composición del índice de precios al consumidor da alto valor a los productos importados, como por ejemplo los combustibles.
Es por ello que más de la mitad de los bienes pueden verse afectados por el tipo de cambio, y en este momento sería para bien pues su precio no tiene presión al aumento por la caída del dólar.
Igualmente, el hecho de que el tipo de cambio esté bajo permite mantener la tasa de interés en colones menor, porque la expectativa de devaluación vendría a ser baja.
“Este año arrancamos en ¢550 y estamos cercanos a ¢568; eliminando la volatilidad. Esto significa una devaluación del 3,5% interanual y ayuda a una inflación del 5% en ese mismo periodo”, explicó Maurilio Aguilar, director del área de riesgo del Banco Popular.
Este fenómeno, sumado a la disminución de las importaciones, ha ayudado a que se contraiga el déficit de la balanza comercial del país.
Solo en el caso de la importación de hidrocarburos, con la variación en el tipo de cambio y manteniéndose casi el mismo consumo, la factura petrolera se contrajo un 51,8% al comparar los primeros nueve meses de 2009 con el año anterior.

Eso al consumidor se traslada en un gasto menor por compra de gasolina, aunque el volumen no varíe. También, al tener este componente un peso del 18% en la inflación, ayuda a mantener este indicador a la baja y por ende a mantener las tasas de interés bajas.
En el resto de las actividades comerciales también deriva beneficios en otros sectores, como los dedicados a la venta de ropa o bienes, por ejemplo.
“Nuestras compras las hacemos en dólares, y las ventas en colones. Un tipo de cambio bajo nos permite mejorar nuestro flujo de caja y para el consumidor final los productos se abaratan. También nos beneficia por créditos en dólares”, explicó Julio Barquero, gerente de Tiendas Yamuni.
El beneficio en tasas de interés es muy difícil de demostrar, por cuanto además del comportamiento del dólar, responden a otro tipo de causas.
Indirectamente las tasas bajas pueden ayudar al Banco Central a una reactivación, pero al ser fenómenos temporales es difícil mantenerlas de esa forma sin volatilidades, dijo Danilo Montero, gerente de Interbolsa.



Daniel Chacón
[email protected]

Ver comentarios