Caída de las ganancias globales es la mayor en siete años
No es solo un problema de China. El crecimiento de Estados Unidos se desacelera por motivos propios. Da la impresión de que Europa no se desacelera, pero podría hacerlo dentro de seis o 12 meses. Bloomberg/La República
Enviar

 Las acciones pierden su última línea de defensa. En un contexto de liquidación que eliminó más de dos años de aumentos —unos $14 billones— de las acciones globales, que ahora se encuentran al borde de un mercado bajista, por lo menos las ganancias se mantenían como posible área de optimismo.
Ahora esas esperanzas se desvanecen: las rebajas de las estimaciones de ganancias superaron la semana pasada a los aumentos en mayor proporción desde 2009, según datos mensuales de un índice de Citigroup que sigue esos cambios.
La caída del petróleo y otras materias primas, el retiro del apoyo de la Reserva Federal, la frágil recuperación de Europa y los temores respecto de la desaceleración de China se suman para poner en peligro a uno de los pocos motores restantes de las acciones luego de un aumento global de 156% desde 2009.
Por otra parte, las estimaciones de crecimiento de las ganancias siguen siendo demasiado altas para este año y 2017, dice RalfZimmermann, de BankhausLampe.
“La fuerza de la economía global se desacelera hasta el punto en que la gente habla seriamente de recesión”, dijo Zimmermann, un estratega de BankhausLampe en Dusseldorf.
“No es solo China, sino que está mucho más extendido. Hay pocos lugares donde esconderse. Hasta quienes están en posiciones defensivas se verán afectados”.
Los pronósticos de los economistas de expansión mundial en 2016 han declinado en los últimos meses hasta llegar al 3,3%, mientras que las estimaciones sobre China y Estados Unidos bajan desde el verano.
Los bajistas se hacen más bajistas: Jeffrey Gundlach, de DoubleLine Capital, considera que el crecimiento global se desacelerará a apenas el 1,9% en 2016, lo cual lo convertiría en el peor año desde el inmediatamente posterior a la crisis financiera en 2009.
Esta temporada de ganancias podría no brindar mucha tranquilidad, dicen estrategas de JPMorgan.
Los analistas pronostican una contracción del 6,7% de las ganancias del cuarto trimestre de los miembros del Índice Standard &Poor’s 500.
En el caso de Europa, las estimaciones son de un crecimiento de solo el 2,7% para todo 2015, alrededor de la mitad del ritmo pronosticado hace cuatro meses. Los inversores también huyen, y retiraron unos $12 mil millones de fondos de acciones globales hace cuatro meses.
Hay algunos bastiones de optimismo: los menores precios de la energía podrían alentar a los consumidores a gastar más, la recuperación de Europa ha superado las expectativas y la Fed se ha permitido la posibilidad de postergar nuevos aumentos de tasas. El nivel de las ganancias es tan bajo que el margen para sorpresas positivas es alto, dice James Butterfill, de ETF Securities.
 



 

 

Ver comentarios