Caída del crudo amenaza a Venezuela y Ecuador
Enviar
Caída del crudo amenaza a Venezuela y Ecuador

Washington
EFE

El colapso del precio del crudo en las últimas semanas, que se profundizó ayer, disparó a la estratosfera los intereses de la deuda de Venezuela y Ecuador y amenaza con paralizar a sus economías, señalaron expertos.
La situación en Venezuela y Ecuador es la más dramática en América Latina, donde la baja del valor de la energía también esquilmará las cuentas públicas de Bolivia, México, Colombia y Brasil.

El barril de crudo para entrega en diciembre bajó ayer en Nueva York un 1,4%, hasta los $63,2, su menor nivel desde mayo de 2007.
Con ello, ha perdido cerca de un 60% de su valor desde su máximo de $147 por barril registrado en julio pasado.
Las señales de recesión en los países desarrollados y el contagio de los problemas a los emergentes alimentan la caída del crudo.
La debilidad económica significa menos demanda de petróleo, para el pesar de Venezuela y Ecuador, cuyas economías dependen casi exclusivamente del “oro negro”.
“La situación es extremadamente seria”, dijo a Efe Enrique Álvarez, jefe de investigación para los mercados financieros de América Latina de IdeaGlobal, una consultora.
En su presupuesto para el año que viene, Venezuela cuenta con que recibirá $60 por cada barril que exporte.
El crudo ya ha bajado de ese nivel, pues a precio de ayer, el país obtiene entre $53 y $55 por barril, contado un descuento de entre $8 y $10 respecto al valor internacional, según cálculos de IdeaGlobal.
La situación es más grave en el caso de Ecuador, que actualmente recibe $50 por su crudo, mientras que su presupuesto está cimentado en un barril a $80, de acuerdo con esa consultora.
El desplome del precio ha dejado a Venezuela y Ecuador con pocas alternativas excepto el recorte del gasto público, según los analistas.
Venezuela pospuso la construcción de una refinería en Nicaragua, por valor de $4 mil millones, y redujo los subsidios de su programa de petróleo para el Caribe.
Sin embargo, en el presupuesto del Gobierno de Caracas se prevé que el gasto público aumente un 23% en 2009.
Una opción de ambos países, en teoría, sería emitir deuda pública para compensar el agujero en sus cuentas, pero los intereses se han disparado, lo que indica que los inversionistas creen que existe un alto grado de probabilidad de una suspensión de pagos.
Los intereses de los títulos de Ecuador están 27,25 puntos porcentuales por encima de los de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, un margen que indica su extraordinario nivel de riesgo.
En el caso de Venezuela, el diferencial es de 17,19 puntos porcentuales. En esta situación “es imposible que puedan volver a emitir” deuda, señaló Álvarez.
Otra posibilidad es acudir a los organismos multilaterales de crédito.
Precisamente, ésa es la opción que baraja Bolivia, según su ministro de Finanzas, Luis Arce, quien admitió a Efe que si el precio del petróleo continúa cayendo, su país se verá obligado “a reducir la inversión pública y el gasto corriente”, a menos que tape la diferencia con dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).
El presupuesto boliviano para 2009 coloca el valor del barril en $73,5, y por cada dólar por debajo de ese nivel, el Gobierno deja de ingresar entre $40 y $50 millones, según Arce.
Eso significa que si se mantuviera el precio de $63 de ayer, Bolivia tendría un agujero en sus cuentas de entre $400 y $500 millones.
Ante las llamadas de los países de la región, el Banco Mundial ofreció doblar sus préstamos en América Latina, que este año sumaron $5 mil millones, para ayudarles a pasar la crisis económica mundial.
El director gerente del BM, el salvadoreño Juan José Daboub, afirmó que la caída del petróleo beneficiará a América Central y el Caribe, pero evitó opinar sobre el impacto en los países exportadores.
“Hace diez minutos que me hiciste la pregunta, probablemente el precio del barril de petróleo estaba a $70 y ahorita que acabo de terminar está en $62, entonces hacer en este momento cualquier tipo de proyección de muy largo plazo es un poco aventurero”, indicó a Efe.
México, Colombia y Brasil también se verán perjudicados por la baja de los precios del petróleo, pero sus economías están diversificadas, por lo que “los efectos para nada serán comparables a Ecuador y Venezuela”, opinó Álvarez.

Ver comentarios