Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


Café necesita ¢10 mil millones más para estabilizar cosecha

Maria Siu [email protected] | Sábado 11 octubre, 2014

Más de 6 mil productores quedaron fuera del fideicomiso de renovación cafetalera, dijo Ronald Peters, presidente del Icafe.Gerson Vargas/La República


Fondos se podrían tomar de Banca para el Desarrollo, según Icafe

Café necesita ¢10 mil millones más para estabilizar cosecha

Unos 6 mil productores se quedaron sin acceso a fideicomiso

El sector caficultor requiere ¢10 mil millones adicionales para terminar de restaurar las plantaciones del grano, que se vieron afectadas por el hongo de la roya.

Se trata de 6 mil productores que quedaron fuera del fideicomiso de renovación cafetalera, que se comenzó a ejecutar el marzo del presente año.
En este sentido, el plan por ¢20 mil millones no habría sido suficiente para cubrir las necesidades de los caficultores.
“Nosotros buscamos alternativas, necesitamos un fondo adicional”, dijo Ronald Peters, presidente del Instituto del Café de Costa Rica (Icafe).
La idea es que los recursos salgan del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), cuyo proyecto de ley se aprobó esta semana en segundo debate.
El SBD tendría distintos mecanismos para suavizar la entrega de dinero a los caficultores, incluyendo el acceso a crédito.
Los recientes recortes presupuestarios congelaron la posibilidad de que el Icafe pidiera más recursos al gobierno.
El fideicomiso cubrió a 17.500 productores y hay 13 mil en formalización. “Queremos que todos los productores puedan participar”, agregó Peters.
Al principio, el fondo se manejó de manera lenta, debido a que los caficultores tenían que cumplir con demasiados requisitos.
El plan también incluyó la readecuación de deudas para quienes ya tenían un crédito y se vieron imposibilitados de pagar.
La roya apareció a finales de 2012 y afectó a más de un 64% de los cafetales y hasta 60 mil hectáreas.
El país produce 2,5 millones quintales y para la próxima cosecha se espera una recuperación de al menos un 5%. El sector se compone de 44 mil productores.
La zona rural es una de las que se vieron más impactadas por la roya, debido a que constituye una de las actividades económicas principales de las familias.
La inversión en café es rentable en este momento, debido a que el precio está subiendo en los mercados internacionales, producto de una menor oferta del grano en Brasil.
“Esperamos que para los próximos dos años haya rentabilidad en los precios. Ha subido en promedio $10 y se ubica en unos $222 el quintal”, comentó Peters.
La mejor época para la venta será el año entrante, cuando el mayor efecto de la baja en la disponibilidad del país sudamericano se sienta. El incremento en la demanda será mundial.
El hecho de que los precios estén altos provoca en los productores un impacto psicológico para recuperar la productividad, según el Icafe.
El instituto puede comprar y vender el grano a cualquier precio superior al pactado con el beneficio y luego devolver la diferencia.
“Recientemente se nos ratificó el mecanismo en la Procuraduría luego de que surgiera la duda en uno de los directivos”, indicó Peters.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica