Enviar
Comercia artículo gourmet, administra tiendas de regalos, brinda servicios turísticos y posee una productora cultural
Café Britt rompe paradigmas e innova mercado cafetalero

• Sus ventas a junio de 2007 fueron de $57,7 millones y lleva siete años de constante crecimiento
• Empresa posee negocios en Costa Rica, Estados Unidos, México, Chile, Perú, Curazao e Islas Vírgenes

Oscar Rodríguez
[email protected]  

Las ideas innovadoras, esos proyectos de desarrollo empresarial, en muchas ocasiones son calificadas como locuras y riesgo innecesario de recursos. Son criticadas porque no se comprenden, ponen en peligro el status quo del resto de las compañías o rompen con paradigmas tradicionales de un mercado.
Solo el tiempo, los resultados en las ventas y el posicionamiento de la marca del producto muestran que el camino escogido no era descabellado.
Esa es la historia de Café Britt, una compañía costarricense internacionalizada que comenzó el proceso del tueste y empaquetado del grano para comercializar en el extranjero un artículo gourmet.
Tras 22 años de su fundación la firma tiene presencia en seis países, administra tiendas de regalos, es el principal proveedor de café en hoteles y restaurantes, brinda servicios turísticos y posee una productora de espectáculos culturales.
La evolución en las ventas de sus diferentes productos ha ido consolidando a la compañía, pues contabilizaba $10,5 millones a junio de 2001 y en el mismo periodo, del 2007, reportó $57,7 millones.
El éxito de la empresa tiene su fundamento en decisiones empresariales estratégicas y en que promueve entre sus trabajadores el principio de “no imponerse barreras, ni límites”.
Para construir la marca y conseguir que se identificara como un producto de calidad se pensó en cada detalle, desde el nombre de la compañía. Britt es un nombre sueco de mujer y los habitantes de ese país eran los mayores consumidores de café fino a medidos de la década de 1980.
El siguiente paso para llegar al cliente meta, una persona de un país del primer mundo con poder adquisitivo alto, fue mercadear su café como el regalo idóneo tras una visita turística hecha en Costa Rica.
Para ello, la empresa instaló sus productos en hoteles, sitios turísticos y creó, en 1991, el Coffee Tour. Esta es una de las principales atracciones para el extranjero, pues se le explica, con el uso del teatro, la educación y multimedia, la historia del café en el mundo, se muestra un cafetal orgánico, una tostadora del grano y se brinda una catación.
En 2000, la firma comenzó su internacionalización. El método utilizado para conseguirlo fue abrir tiendas de regalos y productos en aeropuertos. Actualmente, tiene en Costa Rica, Perú, Chile y Curazao.
Pablo Vargas, gerente general de Café Britt, explica que el alto rendimiento de la compañía está muy asociado a la mentalidad que se promueve entre sus colaboradores.
“Muchas veces el sistema educativo nuestro nos limita. Aquí la gente debe saber hacer de todo y estar dispuesta a aprender, pues para conquistar la última milla, saber llegarle al cliente y construir una nueva marca debe haber una predisposición interna de aprender nuevos oficios”, enfatiza Vargas.
Ese principio es el que ha llevado a la empresa a convertirse de una firma productora de café gourmet, a otra que recibe a 50 mil turistas al año, vende sus artículos en aeropuertos, presenta obras de teatro, participa en festivales de música y organiza un concurso de cortometrajes y documentales.






Ver comentarios