Foto 1
La sequía más aguda de Brasil en décadas dañó los cultivos a comienzos de 2014, y los operadores pasaron el resto del año siguiendo las lluvias en tanto los precios trepaban un 50%. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios