Café brasileño llega a su nivel más bajo en décadas
La sequía más aguda de Brasil en décadas dañó los cultivos a comienzos de 2014, y los operadores pasaron el resto del año siguiendo las lluvias en tanto los precios trepaban un 50%. Bloomberg/La República
Enviar

Café brasileño llega a su nivel más bajo en décadas


Si le parece que las fluctuaciones del mercado del crudo fueron malas, mire lo que ha ocurrido con el café.
Después que aumentara un 11% hasta alcanzar el nivel más alto de 2015 a mediados de enero, las lluvias registradas en Brasil mejoraron las perspectivas de la cosecha y ahora los precios están en el nivel más bajo en un año. Los giros del mercado de alcista a bajista impulsados por los cambios climáticos del país, el mayor productor y exportador del mundo, hicieron que el café fuera la materia prima más volátil del último año.


La sequía más aguda de Brasil en décadas dañó los cultivos a comienzos de 2014, y los operadores pasaron el resto del año siguiendo las lluvias en tanto los precios trepaban un 50%. Las precipitaciones superiores a lo normal del último mes regaron adecuadamente los suelos secos, según MDA Weather Services, y los niveles de humedad son los indicados en la mayoría de las zonas.
“Las condiciones meteorológicas son casi perfectas en Brasil, y ya no hay preocupación por la cosecha”, dijo James Cordier, fundador de Optionsellers.com de Tampa, Florida, en una entrevista telefónica. “La preocupación por la sequía del año pasado fue exagerada. Como muchos árboles son jóvenes, pudieron recuperarse y probablemente den una buena producción este año y el que viene”.
El café arábigo para entrega en mayo cayó 3,7%, cerrando a $1,4345 la libra en ICE Futures de Nueva York el miércoles, después de tocar $1,4235, el nivel más bajo para el contrato más activo desde el 18 de febrero de 2014. Los precios están un 14% por debajo de los de 2015 y se encaminan a la sexta baja mensual consecutiva, la racha más larga desde octubre de 2013.
La producción brasileña aumentará de 47 millones de sacos en 2014 a 49,5 millones de sacos este año, dijo Volcafe, la división de café del operador de materias primas ED&F Man, la semana pasada. Un saco pesa 60 kilogramos, o 132 libras.
Si bien los futuros bajaron 19% en los últimos doce meses, el producto primario tendría que caer otro 23% para borrar los aumentos del año pasado provocados por la sequía. El aumento de los costos obligó a los vendedores de café a subir los precios.
En diciembre, J.M. Smucker Co., fabricante de Folgers, anunció un aumento de precios del 8% en los paquetes de K-Cup a partir del 5 de enero. Ese mismo mes, Kraft Foods Inc. elevó el precio minorista de algunas marcas de café un 9%, haciendo referencia a los aumentos de las materias primas y costos operativos más altos.
La producción de la temporada mundial de cosechas que comienza en octubre pasará de 142,2 millones de sacos un año antes a 152,8 millones, dijo Keith Flury, responsable de investigación de café de Volcafe, el 22 de febrero.

Bloomberg

 


Ver comentarios