Enviar
Temporada es catalogada como desastrosa por productores nacionales
Caen precios del melón

• Reducción de su valor se debe a drástica caída en las ventas
• Situación se suma a serie de problemas que afectan al sector

Israel Aragón
[email protected]

La venta de melones en Estados Unidos cayó considerablemente esta semana debido al temor que provocó en los consumidores una alerta sobre la posibilidad de que la fruta proveniente de Honduras estuviera contaminada con Salmonella.
Esta situación ha afectado directamente a los productores costarricenses, debido a que los precios han caído entre un 30% y un 40%.
La baja obedece a que como medida de prevención los ciudadanos optaron por no comprar melón del todo, para no correr el riesgo de que estuviera contaminado.
Hace dos semanas el país norteamericano retiró la fruta hondureña de su mercado luego de que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) emitiera una orden pidiendo a los estadounidenses tirar a la basura los melones de ese país y retirarlos inmediatamente de todos los supermercados.
De acuerdo con Marco Tristán, gerente de Agroexport, empresa exportadora de la fruta, dependiendo de las zonas los precios bajaron entre un 30% y un 40%.
La situación se vuelve más grave si se considera que el sector se encuentra en plena la temporada alta de ventas en Estados Unidos, donde se coloca casi el 70% de las exportaciones nacionales de melón.
“El problema se da casi a tres semanas de que termine la temporada alta de exportación; probablemente se levante un poco el precio al final pero ya para que entre la fruta de Florida y de California”, explicó Tristán.
El empresario explicó que hasta dentro de unas semanas verán reflejada la baja en el volumen de exportaciones, pero que ya los precios evidencian la caída en la demanda y aumentan las pérdidas que desde hace algún tiempo sufren las compañía meloneras.
La situación también afecta a Guatemala, que junto con Honduras y Costa Rica representan los principales proveedores de melón a Estados Unidos en esta época.
“La temporada de melón en Costa Rica ha sido desastrosa este año. Este problema maximiza las pérdidas porque se suma a la corriente alcista de los costos, dificultades de transporte, medidas fitosanitarias, grandes problemas de plagas y enfermedades y el calentamiento global que afecta las cosechas”, dijo Tristán.
Entre los principales incrementos que encarecen la producción están la subida en los precios de los fertilizantes, de plaguicidas, insecticidas, la eliminación del subsidio al diésel y la mano de obra.
“La actividad melonera es muy intensa en mano de obra, requiere trabajadores para procesos que no se pueden mecanizar”, agregó Tristán, también vicepresidente de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).
Esta situación afecta también a las firmas que exportan a Europa, como Costarican Produce. “El problema es el clima que afecta a todo el mundo, la producción ha bajado entre un 35% y un 40% debido a la alta humedad y al calor, que genera plagas”, dijo Michael Boasson, propietario de la compañía melonera.
El empresario agregó que la situación dificulta cosechar productos con la calidad necesaria para que sean aceptados en mercados como el europeo, por lo que en ocasiones han debido desechar cajas o hasta contenedores de melón.
Ver comentarios