Enviar
Cae acceso a información crediticia

• País pierde ocho puestos en ranking del Banco Mundial que mide facilidad para conseguir información necesaria para solicitar un préstamo

Israel Aragón
[email protected]

La dificultad para que los deudores en el país accedan a su información crediticia y la falta de legislación al respecto llevaron a que el país perdiera ocho lugares en la categoría de “Acceso a información crediticia” del informe Doing Business 2009, que cada año elabora el Banco Mundial.
De las 11 categorías que evalúa el informe y con las que determina cuán fácil es hacer negocios en un país, fue en la de “Acceso al crédito” donde más puestos perdió el país.
El índice de información crediticia mide el alcance, acceso y calidad de la información crediticia disponible a través de los registros públicos o los organismos privados de antecedentes de crédito.
La información crediticia es aquella que contiene el historial de cómo se han comportado todas las personas sujetas de crédito, físicas y jurídicas, a la hora de cancelar sus deudas. También incluye el comportamiento de una población específica en cuanto a su demanda de créditos, cuánto hay colocado por préstamos según cada entidad prestataria.
Entre los aspectos que señala como negativos en cuanto al acceso a la información crediticia en el país está el que las entidades privadas no distribuyen de manera equitativa los datos positivos y negativos y que la ley no garantiza a los prestatarios la posibilidad de inspeccionar las grandes bases de datos en que se registra el crédito.
El estudio relaciona la divulgación de la información crediticia con los derechos legales de los deudores y los acreedores a conocerla.
“Hemos insistido en la necesidad de que se legisle sobre la operación de centrales de información privadas; sin lugar a dudas ello fortalece la sanidad de las carteras de crédito de las entidades porque crea cultura financiera en los deudores, particularmente en lo que se refiere a comportamiento de pago” dijo María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense.
“El deudor debe aprender que un buen historial crediticio puede ser su mejor tarjeta de presentación comercial. En Costa Rica se debe avanzar en esa dirección, salvaguardando la integralidad y confidencialidad de los datos y garantizándole a las personas el derecho de conocer la información que está incluida en las bases de datos”, agregó.

Ver comentarios