Cadenas de oro
“Tener empresas con estándares altos ayuda a dinamizar su economía y mantenerla activa”, dijo Mauricio Richmond, gerente de Proveeduría de Intel Costa Rica. Marco Monge/ La República
Enviar

Compras locales crecen un 17% anualmente

Cadenas de oro

Compañías grandes se ubican en el país para suplir a otras

Oportunidades para que empresas nacionales aumenten sus ingresos con multinacionales hay muchas, ya que en los últimos años se han establecido firmas de diferentes conceptos y especialidades.

201307030002120.n33.jpg
Es ahí donde las compañías costarricenses pueden explorar nuevos mercados, dotando a estas industrias de materia prima, insumos o equipo que utilicen en su producción.
Esto es un beneficio mutuo, ya que la empresa extranjera adquiere los servicios para reducir el costo de logística de traerlos de otros países, y la nacional como un aumento en sus ingresos, así como darse a conocer en mercados internacionales.
Estas pueden ampliar su catálogo de clientes, así como convertirse en suplidoras para otras empresas alrededor del mundo que es el objetivo del encadenamiento productivo.
En el aspecto comercial, gracias al encadenamiento entre las empresas de Zonas Francas y las locales, las pymes pueden consolidar un giro de negocio, y mejorar la competitividad del país.
Tal es el caso de Intel que cuenta con más de 105 empresas que proveen a la firma tecnológica de bienes y servicios para las operaciones de su planta de fabricación de microprocesadores.
Sus compras de productos y servicios a proveedores nacionales crecieron a una tasa promedio anual del 17% y en 2011 alcanzaron los $62,7 millones.
Los suplidores mantienen la calidad que Intel demuestra en otras partes del orbe, por eso necesitamos estándares altos, y de una innovación constante por parte de estas empresas, hay proveedores que no solo abastecen a la marca, ahora lograron pasar las fronteras y que su producto se conociera en otras latitudes, dijo Mauricio Richmond, gerente de Proveeduría de Intel Costa Rica.
Otros ejemplos son de compañías extranjeras que se establecen aquí para proporcionar equipo a otras empresas del exterior, como Natvar e IMATS, que abrirán operaciones para proporcionar instrumentos para empresas de manufactura de dispositivos médicos, y para proveer de piezas plásticas de ingeniería.
Costa Rica ha experimentado una diversificación en los orígenes de la IED que recibe. De igual forma, la instalación de empresas es muestra del encadenamiento nacional e internacional que generan las multinacionales que operan en Costa Rica y que han crecido constantemente y se han consolidado en suelo nacional, agregó Gabriela Llobet, directora de CINDE.
El abanico de oportunidades se expande así no solo para las extranjeras, sino para las nacionales, ya que a 2012 se cuenta con 144 empresas en régimen de Zona Franca, con 98 destinos de exportación y más de mil productos.

Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios