Bush busca prevenir ataque turco en Irak
Enviar
Bush busca prevenir ataque turco en Irak

Casa Blanca prometió ayuda contra kurdos al gobierno de Ankara

Washington
EFE

George W. Bush, presidente de Estados Unidos, prometió ayer ayuda al Gobierno de Ankara en su lucha contra los rebeldes kurdos, al calificarlos de “enemigos de Turquía, de un Irak libre y de Estados Unidos”.
Bush ofreció compartir información de inteligencia con Ankara para combatir al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) durante una breve comparecencia conjunta con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.
También aseguró que habrá una colaboración más estrecha entre altos cargos del ejército para seguir los movimientos de los grupos guerrilleros que operan en la zona fronteriza entre Turquía e Irak.
“Le dije claramente al primer ministro que queremos trabajar estrechamente para hacer frente a este problema”, dijo Bush.
Erdogan viajó a Washington para convencer al Gobierno de Estados Unidos de que tome medidas contra el PKK, una organización que Bush describió ayer como “terrorista”.
Las exigencias del Gobierno de Turquía para que Washington tome cartas en el asunto han ido en aumento a raíz de la muerte de docenas de soldados en las últimas semanas debido a refriegas con los rebeldes kurdos.
Miembros del PKK asesinaron al menos doce soldados y capturaron a otros ocho el mes pasado durante un ataque contra fuerzas turcas en la frontera iraquí.
Los ochos soldados fueron liberados el domingo.
El PKK, que lucha por la autonomía de los kurdos de Turquía desde 1984, es considerado un grupo terrorista por Europa y Estados Unidos.
Ankara se ha quejado durante años de que Estados Unidos no ha hecho lo suficiente para acabar con la actividad terrorista del PKK en el territorio autónomo kurdo del norte de Irak.
Turquía, miembro de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), ha enviado 100 mil soldados a la frontera con Irak, respaldados por tanques, artillería y aviones.
El gobierno de Ankara ha dicho que podría realizar en breve una incursión militar.
La Casa Blanca teme que una intervención de ese tipo en el norte de Irak desestabilice al conjunto de la región e instó a Turquía a evitar una gran operación en un área de Irak que ha logrado escapar a la violencia que castiga a otras partes del país.
Bush esquivó ayer las preguntas sobre un posible ataque turco a Irak, al calificarlas de hipotéticas.
En lugar de eso aseguró a Turquía que puede contar con el respaldo estadounidense.
“Está bien especular sobre lo que puede o no pasar”, dijo Bush, a lo que añadió: “nada puede suceder hasta que no tienes buena información de inteligencia. Necesitamos saber dónde se esconden (los guerrilleros) y necesitamos saber lo que están haciendo”.
Las palabras de Bush se sitúan en línea con las de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, que prometió durante su visita a Turquía, la semana pasada, redoblar los esfuerzos contra el PKK.
Su homólogo turco, el ministro de Asuntos Exteriores, Ali Babacan, se mostró insatisfecho con esa declaración de intenciones.
“Hemos llegado a un punto en el que se han agotado las palabras y en el que existe la necesidad de actuar”, dijo Babacan el viernes.
Erdogan también insistió en que quiere acciones concretas por parte de Washington.
La responsable de la diplomacia estadounidense logró durante la cumbre de Países Vecinos de Irak celebrada el 2 y 3 de noviembre en Estambul que Irak se comprometiera a redoblar los esfuerzos contra los actos terroristas del PKK.
Las autoridades iraquíes kurdas cerraron el sábado varias oficinas del partido Solución Democrática del Kurdistán, una organización a la que se vincula con las guerrillas de esa comunidad.
Nechirvan Barzani, primer ministro de la región kurda de Irak, propuso este lunes mantener negociaciones a cuatro bandas para resolver el problema de las incursiones kurdas en Turquía.
“Este es un asunto trasnacional, complicado por vínculos étnicos y ningún partido tiene la solución exclusiva”, dijo Barzani en un artículo publicado por el diario The Washington Post.
“Con ese fin proponemos conversaciones entre Ankara, Bagdad, Erbil y Washington”, indicó Barzani.

Ver comentarios