Enviar

Bush y Medvedev de gira por Latinoamérica

El presidente estadounidense y su homólogo ruso visitarán varios países de la región con motivo de la cumbre de la APEC

Washington

EFE

George W. Bush, presidente de Estados Unidos, comienza hoy viernes una visita de tres días a Perú para participar en la cumbre de la APEC, en lo que será un viaje de despedida a América Latina dominado por la economía

Mientras tanto Dmitri Medvédev, mandatario ruso, parte hoy en su primera gira latinoamericana, con la que pretende culminar el “retorno” a la región que Rusia impulsa durante los últimos meses.

Este viaje por Latinoamérica, salvo una visita sorpresa a Irak o Afganistán no descartable, será en principio también el último de Bush como jefe de Estado.

Y, sin embargo, la visita presidencial tendrá un carácter relativamente anodino. A diferencia de otros viajes anteriores, Bush, ya de completa salida y bajo la sombra de su inminente sucesor, Barack Obama, se limitará a acudir a Lima para la cumbre y no añadirá otras etapas a su viaje.

En principio, el mandatario estadounidense tampoco se reunirá en la capital peruana con más líderes latinoamericanos que el presidente del país anfitrión, Alan García.

Según Charles Freeman, del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS), “no se puede decir precisamente que la política latinoamericana de la Administración Bush haya sido un éxito”, por lo que hubiera sido difícil para este presidente “hacer la vuelta Olímpica” en América Latina.

Quien sí añadirá más etapas latinoamericanas a su viaje es la primera dama, Laura Bush, quien antes de reunirse con su marido en Lima el viernes se detendrá en Panamá para la presentación de una alianza entre ese país y Estados Unidos para la lucha contra el cáncer de mama.

Bush, que llegará a la capital peruana este viernes, viaja con una agenda sobre todo económica.

Su objetivo número uno es hacer avanzar en el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) las medidas aprobadas en la cumbre del Grupo de los 20 del pasado sábado para atajar la crisis financiera.

Según explicó Dan Fried, del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bush también buscará promover la integración económica regional, aumentar la competitividad y abordar las necesidades de seguridad, así como tratar sobre la energía y el cambio climático.

Además de participar en las sesiones de trabajo de la cumbre de la APEC, Bush mantendrá una serie de encuentros bilaterales.

Por su parte este fin de semana Medvédev lo pasará en Lima, donde participará en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la APEC, el 24-26 de noviembre visitará Brasil, el 26-27 Venezuela y el 27 Cuba.

“El desarrollo de las relaciones con América Latina no depende de nuestras relaciones con otros países ni factores coyunturales”, dijo en entrevista con Efe Alexéi Sazónov, subdirector del Departamento de Información del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Sazónov, quien acaba de regresar de una gira por siete países latinoamericanos, expresó su indignación por los comentarios de la prensa de que esta “incursión” al “patio trasero” de Estados Unidos es la respuesta del Kremlin a la política de Washington en el espacio de la antigua URSS.

“La base del interés de Rusia por América Latina son sus propios intereses nacionales”, recalcó.

En el ámbito político, Moscú es partidaria de un mundo multipolar y está interesada por tanto en mantener un “diálogo político fluido” con los países de América Latina, señaló el portavoz.

“El crecimiento de su papel político es evidente, su voz ya no es un susurro como otrora”, remarcó Sazónov, quien dedicó a América Latina parte sustancial de su carrera diplomática.

En América Latina, insistió, “surge un nuevo polo político mundial” y es natural que Moscú quiera desarrollar las relaciones con este “socio serio y potente”, que tiene sus “propios intereses en temas de seguridad internacional, terrorismo o narcotráfico”.

A lo largo de este año los contactos de Rusia y los países latinoamericanos se multiplicaron.

Dos visitas del presidente venezolano, una del vicepresidente colombiano y dos visitas al mas alto nivel, de los presidentes de Argentina y Nicaragua, previstas para diciembre, y de Cuba y Uruguay para los próximos meses, coronan el gran número de viajes que en los últimos meses realizaron a Moscú ministros y secretarios de Estado iberoamericanos.

Tras las recientes jornadas de Rusia en América Latina, celebradas en once ciudades de siete países, es ahora el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, quien recorre Colombia y Ecuador, que han quedado fuera del recorrido de Medvédev.

En el ámbito económico, el intercambio económico y comercial de Rusia y los países latinoamericanos podría alcanzar este año los $15 mil millones, según la agencia rusa RIA-Nóvosti.

“Durante la gira de Medvédev está prevista la firma de importantes documentos que impulsarán la cooperación en los más diversos ámbitos”, dijo Sazónov.

Ver comentarios