Buscan nuevos recursos para el FMI
Enviar
Buscan nuevos recursos para el FMI

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, dijo que no está “obsesionada” con la cifra de $500.000 millones de nuevos recursos crediticios que trata de obtener para el fondo, lo que indica que podría reunir menos si la economía global mejora.
El FMI, que tiene sede en Washington, ha buscado reunir $600.000 entre sus miembros para poder permitir un aumento de los recursos crediticios de $500.000 millones a los efectos de proteger al mundo de las consecuencias de la crisis de la deuda europea. Si bien los países europeos han comprometido unos $200.000 millones, funcionarios del Grupo de los 20 que se reunieron en México durante el fin de semana se alinearon con los Estados Unidos y dijeron que toda decisión sobre más financiamiento depende de que la zona del euro aporte antes más de sus propios recursos financieros.

El monto solicitado se determinó teniendo en cuenta “la crisis general que enfrentó la economía global en las últimas semanas”, dijo Lagarde a la prensa en Ciudad de México luego de la reunión. “Tenemos que ser flexibles: si las cosas empeoran, tal vez la cifra sea mayor; si mejora, será menor”.
El FMI redujo el mes pasado sus pronósticos de crecimiento global para este año y el próximo y advirtió que, de agravarse, la crisis de la deuda europea podría llevar al mundo a otra recesión.
Lagarde dijo el domingo que la economía mundial no está fuera de peligro y mencionó las amenazas que representan el creciente precio del petróleo y la debilidad del sector financiero. Si bien los Estados Unidos han reiterado que no aportarán recursos adicionales, Lagarde dijo que ningún país del G-20 se había opuesto a garantizar que el FMI tuviera suficiente financiamiento.
“Debemos tener un FMI muy poderoso para disuadir a los mercados de lanzarse contra” países europeos o economías en vías de desarrollo, dijo a la prensa el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, en Ciudad de México.
Sin los Estados Unidos, a Lagarde podría resultarle más difícil alcanzar su objetivo. En 2009, los mayores miembros del fondo aportaron $100.000 millones para triplicar la capacidad de reacción de la entidad crediticia.
“No acudiremos al Congreso en busca de la autorización necesaria para un aporte de los Estados Unidos”, dijo ayer a la prensa el secretario del Tesoro estadounidense Timothy F. Geithner. “No pensamos que eso sea necesario ni deseable”.
Esa renuencia afecta el proceso de recaudación de fondos, según Paulo Nogueira Batista, un director ejecutivo de la junta directiva del FMI que representa a Brasil y a otros ocho países.

Bloomberg

Ver comentarios