Buenos hábitos de ahorro salvarán su salud financiera
Enviar

Tomar acciones inmediatas para generar hábitos de ahorro podría ser la tabla de salvación para su salud financiera.

Costa Rica es un país altamente endeudado y esto se refleja no solo en la economía nacional, sino en el estilo de vida particular de las personas. Cada tarjetahabiente debe, en promedio, poco más de ¢400 mil, de acuerdo con el Ministerio de Economía.

Si tomamos en cuenta que algunos propietarios de tarjetas no tienen ni una sola deuda, se puede pensar que hay muchos ticos que deben millones por el uso del dinero plástico, pagando a tasas altísimas, superiores al 40%.

Es habitual que las deudas con tarjetas de crédito ocurran por compras para artículos de consumo, que por lo general tienen muy poca duración y que, en vez de un beneficio, generan un problema financiero al comprador.


Cambiar esos hábitos contribuirá a que las personas tengan una mejor salud financiera.

“La persona que ahorra siempre tendrá la certeza de vivir en abundancia dentro de sus propios medios, con más dinero del que necesita para vivir”, explicó Amalia Palacino, del Banco Nacional.


Aunque el arranque es difícil, se puede empezar con una pequeña cantidad para generar el hábito, y así tener dinero para atender eventualidades. Si la persona está muy endeudada, este fondo ahorrado podría utilizarlo para pagar alguna de las deudas.

Una vez pagado uno de los créditos, se podrá continuar con el siguiente, manteniendo la misma estrategia, de modo que aumentarán los ahorros para estar preparado a una eventualidad mayor como el desempleo o una enfermedad.

“Este proceso inicial de pago de deudas, puede tardarse unos dos años si la persona o familia está comprometida con el hábito del ahorro como constructor de prosperidad y de finanzas personales saludables”, dijo la experta.


Planifique su ahorro



1. Haga una lista de gastos e ingresos
Antes de decir que no puede ahorrar, haga una lista de sus ingresos y sus gastos. Es mejor que incluya hasta el mínimo detalle, así podrá saber dónde se presentan los mayores gastos y si hay posibilidad de eliminarlos o disminuirlos.


2. Presupuesto
Con la información obtenida puede hacer un presupuesto en el que debe establecer prioridades de pago, y disminuir gastos en actividades que no sean necesarias. Puede, por ejemplo, disminuir las salidas a restaurantes o posponer las compras de bienes de consumo que no son urgentes.
 

3. Establezca un objetivo de ahorro
Si al final del presupuesto logra destinar un pequeño monto para ahorro, defina para qué lo utilizará. De esta forma, con un propósito definido, tendrá un mayor incentivo para hacerlo. Para obligarse a ahorrar un monto específico por mes, puede hacer uso del ahorro programado, con lo que el monto se le deducirá automáticamente de su cuenta

4. Aumente el porcentaje de pago en sus deudas
Si está demasiado endeudado para ahorrar un monto importante, organice su presupuesto de modo que pueda pagar sus deudas más rápidamente. Puede empezar por la deuda de menor monto. Cuando la cancele, continúe con la siguiente y así sucesivamente hasta tener una cantidad excedente que pueda destinar al ahorro.

5. Ahorre para su pensión
Ya sea que cuente o no con un fondo de pensiones, es necesario tener una pensión voluntaria, ya sea para fortalecer la pensión que recibirá, o bien, para asegurarse su futuro y no depender de su familia.


Radiografía financiera de los ticos


Aunque ahorran mucho, los costarricenses también están llenos de deudas.

908.000

millones de colones adeudan ticos en tarjetas de crédito

412.000

colones en promedio que debe cada tarjetahabiente

6

millones de cuentas de ahorro

18

billones de colones ahorrados

3,7

Porcentaje de costarricenses que tienen un ahorro voluntario de pensiones

650.000

cantidad de personas que utilizan ahorros programados


Fuente: Ministerio de Economía, ABC