Logo La República

Jueves, 6 de agosto de 2020



NOTA DE TANO


¡Buenos arbitrajes en la final!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 04 enero, 2020

Henry Bejarano

El drama de la final del campeonato, disputada entre Herediano y Alajuelense, dado lo sucedido en el cierre del juego en La Catedral, cuando el gol de Yendrik Ruiz en el minuto 88, sepultó las ilusiones de 17.000 almas manudas presentes en el coliseo, acaparó la atención de los medios de comunicación y prácticamente dejó en el olvido el gran trabajo del árbitro central Henry Bejarano.

Y esto es lo mejor que le puede suceder a un silbatero. Pasar desapercibido y no ser él, tema de atención, ni objeto de críticas y cuestionamientos.

Los criticados árbitros del fútbol nacional, se lavaron las manos en el cierre del campeonato. Tan bueno el trabajo de Bejarano en el juego de vuelta, como el de Juan Gabriel Calderón en el de ida, e incluso Hugo Cruz en instancias semifinales.

La Comisión de Arbitraje debe insistir en esta tripleta de silbateros internacionales, a los que se debe agregar Ricardo Montero, mundialista y Keylor Herrera, estancado la temporada anterior pero de enorme proyección y otorgarle la mayoría de nombramientos para el campeonato próximo a iniciarse.

Se debe copiar lo bueno y quienes seguimos por la televisión la competitiva liga mexicana, no deja de sorprendernos como el árbitro César Arturo Ramos Palazuelos, tiene dominada su presencia en los juegos más relevantes del campeonato y lo nombran de seguido, para que arbitre incluso la ida y la vuelta de las finales y la mayoría de juegos cruciales en zona de Concacaf

Ramos Palazuelos es árbitro internacional FIFA desde 2014, tiene 36 años de edad y luce gafete FIFA desde el 2014.

Lo hemos visto pitar en Costa Rica y goza de una personalidad impresionante. Su profesionalismo es garantía de éxito, de ahí que en México sus patronos no se complican la vida con experimentos y lo nombran una y otra vez para los juegos que definen coronas y títulos.

Entonces, la Comisión de Arbitraje de nuestro país, debe insistir en escoger para los juegos más determinantes del campeonato, a los silbateros que se lucieron en la jornada anterior y dejar de estar repartiendo partidos entre jóvenes de poca experiencia.

Si en cada jornada del campeonato se juegan seis partidos, cinco deben ser pitados por Bejarano, Calderón, Cruz, Montero y Quesada y el juego que en el papel se podría considerar de menor riesgo, dárselo a silbateros de poca trayectoria para que se vayan fogueando en sus menesteres.

Y si en semifinales y la final, se debe escoger, por ejemplo a Henry Bejarano en todos los partidos, pues se hace, imitando lo que ordenan en el arbitraje mexicano.




NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.