Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


Buenas acciones, buena reputación

Melissa González [email protected] | Jueves 16 septiembre, 2010



Buenas acciones, buena reputación
Un buen “karma” en el trabajo le ayudará a crear un ambiente de colaboración

Las buenas relaciones sociales son muy importantes tanto a nivel personal como en el ámbito laboral.
La creencia de que las acciones que se realicen en el presente tendrán sus consecuencias o se verán reflejadas en el futuro se puede aplicar también en la actitud hacia los compañeros y el trabajo mismo.
Como recomendación para que esas consecuencias sean positivas, tiene que trabajar por dejar una buena impresión, pero no solo hacerlo porque sí, sino por que de verdad quiere contribuir con un ambiente armonioso.
“Cada uno dentro de la empresa tiene que aportar, debemos hacer las cosas bien, relacionarnos basándonos en valores como el respeto, el compañerismo y el interés por los demás no solo porque son mis compañeros, sino porque son personas valiosas”, comentó Roselyn Vargas, psicóloga y gerente de Recursos Humanos de Enfoque a la Familia.
Este aporte, según la especialista, puede ser incluso más importante que la contribución de la organización por crear un ambiente sano, ya que si los empleados no ceden, difícilmente van a lograr que los demás los vean como una influencia positiva.
A nivel de empresa, considera que la intervención que puede hacer en este tema es tomar en cuenta el equilibrio personal y laboral de sus empleados, en sí el lado humano de sus colaboradores.
Otra recomendación es que usted se preocupe por conocer a su equipo de trabajo, para que haga los aportes que considere que le ayudarían a crecer en el momento justo.
“Es clave saber cómo ir aportando, en qué momentos se puede sugerir y en qué momentos es mejor escuchar”, recomendó Nelson Sibaja, socio director de Nelson Sibaja & Asociados, S.A. Consultoría en Liderazgo y Desarrollo de Equipos.

1. Sea amigable

Su reputación no se forma solamente por la calidad de su trabajo, su actitud también cuenta. Sonreír, decir hola a quienes pasan a su lado, son formas de transmitir positivismo.

2. Voluntariado

Si nadie quiere tomar un proyecto puede aprovechar la oportunidad para destacar como líder del equipo.

3. Esté consciente de sus molestos hábitos

Haga lo que pueda para evitar irritar a sus compañeros, especialmente si su lugar de trabajo hace que esté cerca de sus colegas.

4. Ofrezca su ayuda

Se siente bien tomar un descanso entre tareas, pero si un compañero está estresado por un gran proyecto ofrézcale ayuda, su colega va a recordar su gesto la próxima vez que usted necesite apoyo.

5. Deje las cosas mejor de como las encontró No sea la persona que hace el trabajo de los demás más tedioso.

Por ejemplo coloque hojas en la impresora si estas se acaban.

6. Invite a su nuevo compañero a comer

Usted recuerda cómo se sintió el primer día en la oficina, así que puede ayudar al nuevo colaborador diciéndole las reglas que no están escritas en la empresa.

7. Escuche

Nunca es malo escuchar lo que otros tienen que decir antes de defender sus ideas.

8. Reconozca el esfuerzo de otros

Decir gracias por la ayuda recibida o incluso decirle a su jefe si un compañero le brindó más apoyo de la cuenta, es muy valioso.


Fuente: careerbuilder.com

Melissa González
[email protected]