Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Buena nota a la UCR

| Miércoles 15 febrero, 2012




En el lugar número 16 entre los 100 mejores centros universitarios de América Latina se ubica hoy la Universidad de Costa Rica

Buena nota a la UCR

La Universidad de Costa Rica escaló 89 puestos en el último año, ubicándose en el lugar número 16 entre las 100 mejores universidades de América Latina y en el sitio 403 entre las 20 mil mejores universidades del mundo. Una buena noticia, sin duda.
Las cifras, dadas a conocer en una nota hoy en este medio, son del Ranking Mundial de Universidades del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.
El hecho es meritorio, como lo dice nuestra nota, porque se mide a la UCR junto con universidades estadounidenses, europeas y japonesas de gran trayectoria que disponen de muchos recursos económicos.
Este es el camino que debe seguir el país. Una apuesta decidida y sostenida por su gente, y un fuerte empeño por la educación, mediante centros públicos de enseñanza que mejoren día a día su calidad con un uso muy eficiente de sus recursos. Un esfuerzo que, por cierto, debe iniciarse desde el kínder que comiencen a educar a los niños desde sus dos o tres años de edad.
Nuestras universidades públicas son las únicas que desarrollan significativos programas de investigación y esto es algo que debe incrementarse de forma importante.
Latinoamérica en general, que ha venido transitando la presente crisis sin sentirla en la misma medida que otras regiones del mundo como Estados Unidos y Europa, debe aprovechar esa coyuntura centrándose especialmente en la salud, la educación, las infraestructuras y la promoción de la innovación. Descuidar hoy cualquiera de estos rubros es retirar un soporte al desarrollo y exponer a que todo se venga abajo.
Costa Rica en particular tiene ahí su norte, puesto que ha quedado demostrado que sus sistemas de salud y educación le han permitido recoger enormes frutos que aún hoy, a pesar de evidentes descuidos, siguen deparando excelentes resultados como el lugar al que ha logrado llegar la UCR. Esto debe extenderse a otras universidades y ser aprovechado para dar el salto necesario en innovación coordinada con el sector productivo.
Todo esto permitirá mejorar la competitividad del país y la diversificación económica, y deberá hacer que el actual crecimiento en desarrollo económico se acompañe de un desarrollo social sostenible para ir abandonando las cifras, de las cuales no podemos estar orgullosos: pobreza, desigualdad e inequidad.