Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Buen sistema que debe investigarse

| Viernes 08 julio, 2011




A la Caja hay que investigarla y liberarla de problemas que afectan su buen funcionamiento, que no son achacables al sistema sino a quienes lo han administrado

Buen sistema que debe investigarse

El problema de la Caja Costarricense de Seguro Social no es el sistema sino quienes lo han administrado en las últimas décadas.
Tratar de remediar únicamente el asunto de sus finanzas, aumentando las cuotas obrero - patronales, como pretenden sus autoridades, no es la solución. A esa institución hay que liberarla de muchos inconvenientes que afectan su buen funcionamiento y que no son achacables al sistema, sino a quienes lo han administrado.
Para identificar con la precisión que el caso amerita, dónde se encuentran y por qué han surgido dichos problemas, es indispensable una seria investigación.
Antes de someter a más cargas sociales al sector productivo del país, esa investigación debe poner al descubierto los problemas que entorpecen el funcionamiento de la Caja en sus finanzas y en su administración en general.
Se trata de una institución que es pilar fundamental de nuestro sistema democrático y por ello, tal como se ha propuesto, el estudio debe hacerlo una comisión parlamentaria integrada por todas las fracciones y enriquecida con un grupo proveniente de la sociedad civil.
Dicho grupo debe estar integrado por destacados intelectuales de probada solvencia técnica, intelectual y ética, como efectivamente ya se ha sabido que se formó y que trabaja, extraoficialmente, en ello.
Nadie debe oponerse a esta investigación. “Quien nada debe nada teme”, dice el sabio refrán popular.
El objetivo de la investigación está muy claro: la deuda de patronos, el financiamiento, la gestión y coordinación de la red de salud, controles y evaluación de procesos, garantía de sostenibilidad con servicio de alta calidad, entre otros.
Para mencionar solo dos aspectos, desde abril de 2010 un informe de la Auditoría Externa de la Caja alertaba sobre el peligro del tipo de cambio en la administración de su portafolio de inversiones, a pesar de lo cual se mantuvo la misma posición con lo cual crecieron las pérdidas por ese concepto durante todo ese año.
Un análisis hecho por la Contraloría indica falta de concordancia entre los planes operativos presentados por la Caja para algunos de sus programas y los gastos o presupuestos planteados para esos fines.
Sin embargo, no hay que confundir cosas. Si a los costarricenses se les pregunta ahora si les gustan los servicios del Seguro Social, en muchos casos es probable que digan que no. Sería lógico porque los errores e irresponsabilidades humanas lo han puesto a funcionar no muy bien.
Pero eso sería una manipulación de la pregunta ya que la correcta es si le gusta el sistema del Seguro Social pero brindando buenos servicios. En ese caso, seguramente la respuesta es sí.