Enviar
¡Bryan campeón!
El Twente, liderado por el costarricense, logra el primer título de su historia

Aquel muchachillo que dejó sentada a toda la defensa del Saprissa en un clásico, para anotar un golazo a lo Messi; aquel flacucho de Alajuelita, orejón y desgarbado, quien desde que debutó con la Liga mostró que era un futbolista “diferente”, se coronó ayer campeón en Europa con un modesto club del fútbol holandés, el Twente.
Este equipo, entrenado por un “desecho” del fútbol inglés, Steven McClaren, técnico humillado por la prensa deportiva de Inglaterra, después de que el seleccionado inglés, bajo su mando, fue eliminado por Croacia de la Eurocopa y liderado por el goleador costarricense Bryan Ruiz, logró en Breda, ante el NAC, el triunfo necesario para conquistar el título de la Liga de Holanda, el primero de su historia, a pesar de la presión a la que le sometió el Ajax en las últimas jornadas.
No falló el Twente en la última sesión y ganó a domicilio al NAC. Bryan Ruiz abrió el marcador a los 20 minutos, y el eslovaco Miroslav Stoch lo cerró a falta de un cuarto de hora del final.
El club de la ciudad de Enschede, fundado en 1965, alimenta así su reducido historial. Hasta ahora solo había logrado dos Copas de Holanda, en 1977 y en 2001.
La victoria del Twente inutilizó la goleada del Ajax en Nimega, ante el NEC (1-4). Dos goles del uruguayo Luis Suárez junto a los de Demy de Zeeuw y el serbio Marko Pantelic redondearon su triunfo.
El conjunto de Amsterdam quedó a un punto del Twente. Tercero fue el PSV Eindhoven, que empató a uno en el campo del campeón, el AZ Alkmaar.
En la misma jornada que la escuadra de Bryan logró esta hazaña, el Bayern virtualmente conquistaba el título de Alemania, mientras el Inter y el Chelsea salieron airosos de la presión a la que los sometían sus respectivos compromisos y afrontan el tramo final del curso con todo de cara para lograr el éxito en Italia y en Inglaterra, respectivamente.
Thomas Muller sentenció la Bundesliga a falta de una jornada para el final. Su triplete llevó al Bayern al triunfo ante el Bochum (3-1). El equipo de Louis Van Gaal aventaja en tres puntos al Schalke, que cayó por 2-0 en casa ante el Werder Bremen. La diferencia de goles, más de 15, que acumula el club bávaro pone la situación prácticamente irreversible.
En Inglaterra, solo el gol del portugués Nani, que proporcionó el triunfo al Manchester United en el campo del Sunderland (0-1), impidió que el Chelsea se proclamara campeón después de superar a domicilio al Liverpool (0-2), al que apartó definitivamente de la próxima edición de la Liga de Campeones.
Fueron el marfileño Didier Drogba y Frank Lampard los que dieron la victoria al Chelsea, que tiene un punto de renta respecto al Manchester United. Todo se decidirá en la última jornada, prevista para el próximo domingo. En ella, el Chelsea recibe en Stamford Bridge al Wigan y el United al Stoke City en Old Trafford.
En Italia, el Inter ganó en el Olímpico de Roma al Lazio (0-2) y, a falta de dos jornadas, acaricia un nuevo “Scudetto”. No le tembló el pulso al equipo de Jose Mourinho, que no padeció relajación alguna tras la clasificación para la final de la Liga de Campeones.
El argentino Walter Samuel y Thiago Motta facilitaron los tres puntos al Inter, que no acusó presión alguna por la victoria en la víspera del Roma en el campo del Parma (1-2).
Mientras, el Juventus dijo adiós a la Liga de Campeones tras empatar 1-1 a domicilio con el Catania, mientras que el Siena certificó su descenso a segunda división tras perder contra el Palermo por 1-2.

Gaetano Pandolfo
[email protected]


Ver comentarios