Enviar
Browne se come Argentina

Cristian Williams
[email protected]

Se siente casi como en su casa Stephen Browne. En las afueras de Dublín un campo muy parecido al de Hurlingham Club, vio nacer golfísticamente a este irlandés que dejó de ser sorpresa con otra vuelta de golf sin fisuras que lo dejó en lo más alto de la edición 103 del Abierto VISA de la República, el campeonato más importante de América Latina que reparte $200 mil en premios y es cosancionado con el Challenge Tour Europeo.
El líder firmó otra una tarjeta de 65 golpes (-5) y con 130 (-10) aventaja por dos al cordobés Martín Monguzzi y por tres al finlandés Antti Ahokas.
“Estoy muy cómodo en esta cancha, es similar a la que juego todos los días en mi ciudad, cuando llegué no lo podía creer. El estilo del campo, el rough, los greens, todo se parece y eso es una ventaja”, señaló el puntero, jugador del Challenge Tour, que ostenta dos victorias en esta gira: Noruega 2004 y Kazajistán 2005.
“El campo estuvo un poco más complicado pero de todas maneras volví a jugar muy bien el putter”, agregó Browne, que además de jugar al golf estudia música —es barítono, al igual que su padre Edmund—.
Browne, de 34 años y profesional desde 2001, arrancó el día con birdie en el hoyo 10 y con dos buenos putts acertó también en el 16 y 17. El primer bogey de la jornada para el irlandés llegó en el 1 pero enseguida se recuperó con otro birdie en el 3.
Pero lo mejor llegó en el par 5 del 5 cuando acertó el green en dos y otro putt largo le dio su primer águila del campeonato para ponerse -10. En el 6 cometió su cuarto bogey del torneo pero lo recuperó en el 8 para una ronda de 65 golpes.
Por su parte, el escolta del torneo y puntero tras los primeros 18 hoyos, Martín Monguzzi, arrancó algo desconcentrado y terminó dos sobre el par en sus nueve de ida (salió por el 10). Pero cuatro birdies en la vuelta le devolvieron la sensación que había encontrado el jueves y se fue con una sonrisa tras una tarjeta de 68 golpes (-2).


Ver comentarios