Brooks resucitó a Estados Unidos
John Brooks le ganó el duelo en las alturas a la defensa de Ghana para darle la victoria al conjunto estadounidense. Javier Soriano-AFP/La República
Enviar

Brooks resucitó a Estados Unidos

El equipo de “las Barras y las Estrellas” doblega a Ghana con un gol tempranero y otro en la agonía

Estados Unidos no esperó más que 30 segundos para mostrar su afán de ganar en el Mundial de Brasil y Ghana quiso enseñar más tarde que también podía empatar con Andre Ayew a los 82 minutos, pero no contó con la astucia de John Brooks que cuatro minutos después aseguró el 1-2 para los norteamericanos.

201406162200120.a55.jpg
El cabezazo del zaguero, que llegó a los 86 minutos para remendar la defensa que dejó por lesión Matt Besler, dio un premio justo a un laborioso trabajo del equipo de “las Barras y las Estrellas” en un partido que se jugó con intensidad en ambas áreas, sin pausa.
Pero resultó ser también un enorme castigo para una selección de Ghana que corrió y luchó como si fuera para sus jugadores el último partido de sus carreras.
Apenas pasó medio minuto y el delantero de 31 años Clint Dempsey ya estremecía la red de la portería de Adam Kwarasey.
El de Dempsey, jugador del Seattle Sounders, se convirtió en el gol más rápido que se marca de momento en la vigésima edición de la Copa del Mundo.
La selección de Jurgen Klinsmann, que a pesar de ganar en su región no solía gustar, se mostró sólida en defensa a pesar de la fuerza descomunal que desplegaron los “Black Stars”.
Si no penetraban por lo civil a los pagos de Tim Howard, que celebró 101 partidos, el recurso “criminal” en este caso lo plasmaba Ghana con el despliegue a punta de músculo.
Asamoah Gyan mantuvo en permanente tensión a Fabian Johnson y Geoff Camero, mientras en la mitad de la cancha Chistian Atsu y Jordan Ayew se abrían por las bandas y llevaban al sacrificio a Alejandro Bedoya, Michael Bradley y Jermaine Jones.
Estados Unidos perdió peso ofensivo por un tirón muscular que envió a la lona a Jozy Altidore y seguramente lo dejará por fuera del Mundial. Aron Johannsson saltó a la cancha para cubrir el vacío.
Atsu, Rabiu y Jordan Ayew acabaron fundidos, como también Bedoya, mientras atrás los estadounidenses se batían con fiereza para repeler la ofensiva.
Andre Ayew pareció romper el sueño al aprovechar con remate de pierna zurda un taconazo en el área, pero la cabeza de Brooks apareció a los 86 para sellar la venganza de los estadounidenses, que en las dos últimas ediciones del Mundial fueron apeados por los “Black Stars”.

Natal, Brasil/EFE

Ver comentarios