Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Brillará capital con nuevo Congreso

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 03 agosto, 2012



Comerciantes y peatones se verán beneficiados
Brillará capital con nuevo Congreso

El centro cívico estará antes del cambio de gobierno, si se cumplen los plazos

La construcción de un edificio de primer mundo para la Asamblea Legislativa a un costo de unos $76 millones, es el paso más ambicioso de todo el proyecto para embellecer la capital.
El plan llevará varios beneficios, no solo a los diputados, sino también al público, que en parte significativa está a favor del proyecto, según dos sondeos realizados por LA REPUBLICA.
La construcción iniciará en marzo, y si los plazos contemplados en el proyecto se cumplen, el nuevo centro cívico estará listo apenas para el cambio de gobierno.
Este proyecto traería una serie de beneficios para comerciantes y peatones en general.
Más turistas caminando por las zonas peatonales alrededor de este centro cívico alimentarán el comercio, mientras que un tranvía recorrería las principales calles josefinas desde Cuesta de Moras.
En este momento está abierto el concurso para seleccionar el diseño arquitectónico, que será elegido en octubre, con una recompensa de $5 millones.
Como parte de los requisitos, los participantes deben considerar la creación de espacios públicos y el desarrollo de una arquitectura sostenible.
Asimismo, el cartel de licitación —en el que participan más de 70 firmas de arquitectos— incluye la exigencia de resaltar la democracia a través del edificio y la conformación de un Centro Cívico, contiguo al Parque y el Museo nacionales y la Corte Suprema.
La idea es que todas esas instituciones puedan interconectarse, y que los pobladores tengan espacios para manifestarse y participar activamente en la democracia.
La nueva sede legislativa se ubicará en el mismo sitio donde hoy se encuentra y consta de cuatro etapas y tres diferentes torres.
La construcción de un nuevo recinto legislativo es una necesidad, pues en varias ocasiones el Ministerio de Salud ha girado órdenes de desalojo en Cuesta de Moras por problemas estructurales o de salubridad, que incluyen plagas de ratas e insectos.
Para financiar su construcción se recurrirá a un fideicomiso con el Banco de Costa Rica. Una vez construidos, la entidad bancaria alquilará los edificios al gobierno y al término del pago de estos $76 millones pasará a ser parte del patrimonio nacional. Este es un buen negocio, ya que anualmente el Congreso gasta $1 millón alquilando otros edificios.

Esteban Arrieta
[email protected]