Brenes dictó sentencia
Enviar
Brenes dictó sentencia
Ajustició esperanza florense después de un golazo de Cancela

No tuvieron la posesión de la pelota ni fueron claros en su juego. Pero, sí fueron oportunos: Cartaginés logró un gol al final del primer tiempo y Pablo Brenes ejecutó una joya de tiro libre para sellar la victoria de los brumosos.
Los anfitriones iniciaron con ímpetu, aprovecharon la velocidad de Arauz y la corpulencia de Mitchel, ambos dolores de cabeza para los defensas florenses. Pero, en la jugada subsiguiente, Cordero resquebrajó la retaguardia de los de casa y puso en evidencia sus lagunas.
Andrade aprovechó la lentitud de los centrales contrarios para con el pecho poner al “Mambo” un pase filtrado en el centro del área, aunque Balladares llegó a tiempo para la cobertura. Luego, de nuevo Núñez cabeceó solo un tiro de esquina al 23’.

La primera opción clara de los locales se dio hasta el 37’, gracias a un remate de cabeza de Jiménez tras asistencia de Valverde. Y el gol nació de una jugada bastante similar.
Sobre tiempo de reposición, Valverde cobró el lateral en búsqueda de Mitchel, el recién ingresado Carlos Hernández despejó suave y al centro, Arauz encontró el balón, remató con poca precisión, pero la complicidad del mar de piernas ayudó para afectar la visibilidad de Cambronero. Anotación y al camerino.
Para el segundo tiempo los estrategas mantuvieron los esquemas, pero Jafet mandó a los suyos a marcar más arriba. Ingresó a Cancela, probó a Rojas como volante e ingresó a Barbosa.
Los cambios aportaron dinámica al juego, Rojas quedó más suelto y así empezó a generar centros desde el costado derecho. Su jugada más peligrosa fue al 65’, cuando hizo la diagonal hacia fuera del área, centró y Andrade no pudo cerrar.
Tres minutos después llegó lo que parecía inminente. Cancela tomó el balón para ejecutar de tiro libre, y desde el vértice izquierdo congeló a Wardy y anidó el balón en el ángulo contrario al punto de remate.
Casi de inmediato Barbosa encaró a Wardy y no supo definir. Era el peor momento de los blanquiazules, y Chávez hizo ingresar a Pablo Brenes.
El volante ayudó a mejorar las conexiones en el juego del conjunto local, y ese manejo de la posesión del balón derivó en faltas cercanas al área. Al 73’, Brenes pidió la ejecución de un tiro libre idóneo para su perfil izquierdo. Tomó distancia, remató fuerte y preciso al ángulo contrario del marco defendido por Cambronero. Una joya que levantó a propios y extraños en el “Fello”.
Herediano procuró la equidad, pero el oxígeno mermó las voluntades; el esférico quedó preso de la media cancha y se ausentó la dinámica y juego de primera intención para llegar al área rival, situación cada vez más cotidiana en el fútbol local.

Daniel Chacón
Para La República

Ver comentarios