Brechas de género en tiempos de cambio
Enviar

Por primera vez en más de una década en el 2017 se registró una disminución en la paridad de género según datos del reporte del Foro Económico Mundial (FEM). En otras palabras, la brecha económica entre hombres y mujeres se amplió.

Alrededor del mundo las mujeres ganan en promedio menos que los hombres y está costando mucho cerrar la diferencia. El FEM dice que a este ritmo tomará 217 años para cerrar la brecha de género.

La mayoría de las mujeres laboran en actividades productivas en las que se pagan salarios más bajos y, aun cuando estén bien preparadas, tienen menos oportunidades de lograr posiciones en puestos de alto mando en donde podrían recibir mejores salarios.

El FEM estima que la paridad económica de género podría producir un incremento en el Producto Interno Bruto Mundial de $5.3 trillones de dólares para el 2025 (un cinco seguido de nueve ceros) si se pudiera cerrar en una cuarta parte la brecha actualmente existente de participación económica entre hombres y mujeres.

Además, las mujeres hacen más trabajos no remunerados que los hombres y es muy frecuente que salgan de la fuerza de trabajo a causa de la maternidad y otro tipo de responsabilidades domésticas adjudicadas por su condición de mujer. 

201802281117120.image001.png

Costa Rica no es una excepción; según datos del INEC 2015 existe una diferencia de 20% en el salario promedio entre hombres y mujeres.  Si pudiéramos visualizar la implicación de esta diferencia salarial podríamos decir que en un año laboral la mujer empezaría a trabajar de gratis dos meses antes de que termine el año.

201802281117120.LR-02.png

También en nuestro país las mujeres tienen hoy una mejor educación y preparación en general, pero ese avance no se traduce en un reconocimiento salarial equitativo.

Según datos del Estado de la Nación, nuestro país ha alcanzado la frontera máxima de inserción laboral masculina, pero en la inserción laboral femenina es la cuarta más baja en nuestro continente.  Si queremos crecer y desarrollarnos es fundamental incorporar a la mujer en la economía formal en condiciones de equidad.

Reducir la brecha es necesario para la movilidad social y el crecimiento económico que se logra al tener más mujeres en la fuerza laboral con una mejor capacidad adquisitiva. 

Para contribuir a un cambio en este aspecto, una organización llamada Voces Vitales Costa Rica busca identificar, invertir y visibilizar a mujeres extraordinarias con el fin de fortalecer su habilidad de liderazgo y lograr que puedan ejercer sus deberes y derechos tanto en lo individual como en lo colectivo. Para Voces Vitales, es fundamental que las mujeres sean capaces de ser agentes de cambio que lleven transformación a los entornos en donde viven y trabajan.  Esto lo hacemos mediante la mentoría.

Somos el capítulo local de una organización global “Vital Voices Global Partnership” (VVGP) que inició operaciones en 1997 bajo la supervisión de las en ese entonces Primera Dama de los Estados Unidos (Hillary Clinton) y Secretaria de Estado (Madelaine Albright) en un esfuerzo conjunto con la ONU, BID y Banco Mundial.  Trabajamos en tres áreas principales: derechos humanos, empoderamiento económico y participación política. Estamos en 181 países alrededor del mundo y hemos impactado 15 mil mujeres directamente y 500 mil mujeres y niñas indirectamente.

En Costa Rica iniciamos proyectos en el 2010  con empresas y sus cadenas de valor para trabajar con mujeres empresarias, ejecutivas y  emprendedoras.  Nos enfocamos primero en temas de liderazgo, ya que es esencial lograr que la mujer tenga una mirada diferente sobre sí misma y pueda recuperar su confianza y poder personal.  Paralelo a fortalecimiento del liderazgo trabajamos en el empoderamiento económico, para mejorar su empresa, su emprendimiento o su puesto ejecutivo pues estamos convencidas de que las mujeres no podrán ejercer su libre albedrío hasta tanto no logren su independencia económica que les permita ejercer su autonomía.

Si queremos vivir en una sociedad justa, digna e inclusiva, necesitamos la incorporación plena de las mujeres, eliminar las brechas entre los géneros y, en general, ampliar las oportunidades de todos para así mejorar el desarrollo del país. Es tiempo de cambiar, de tomar acción y “de invertir en la mujer para transformar el mundo”.

201802281121530.2018!-2.png

 

Presidente Voces Vitales Costa Rica



Ver comentarios