Brecha de salarios no se reduce
Enviar

Brecha de salarios no se reduce

La mayoría de las empresas estadounidenses no revela la remuneración media de sus empleados

La exvendedora de joyas Rebecca Gonzales y el exmáximo responsable ejecutivo Ron Johnson tienen una cosa en común: ya ninguno de los dos trabaja para J.C. Penney.

201305012304550.codd.jpg
La similitud termina ahí. Cuando fue contratado en noviembre de 2011, Johnson, de 54 años, obtuvo un plan de remuneración 1.795 veces más alto que el salario medio y los beneficios de un empleado de tienda de departamentos estadounidense. Ese año, el salario de Gonzales por hora era $8,30.

En todo el índice de empresas de Standard Poor’s 500, el múltiplo promedio de remuneración al máximo responsable ejecutivo respecto de los trabajadores rasos es 204, un 20% más que en 2009, muestran los datos. Las cifras se basan en estimaciones específicas por sector correspondientes a remuneraciones para el trabajador.
Transcurridos casi tres años desde que el Congreso ordenó a las empresas que cotizan en bolsa revelar los ratios responsable ejecutivo/trabajador reales conforme la ley Dodd-Frank, las cifras continúan siendo desconocidas. En tanto el movimiento Occupy Wall Street y la elección de 2012 transformaron la desigualdad en un detonante social, la divulgación obligatoria de los ratios siguió encerrada en la Comisión de Valores, que hasta ahora no ha elaborado las normas para implementarla. Algunas de las empresas más grandes de Estados Unidos están ejerciendo presión contra este requerimiento.
“Es una información simple que los accionistas deberían tener”, dijo Phil Angelides, que encabezó la Comisión de Investigación sobre la Crisis Financiera, que investigó el quebranto económico de 2008. “El hecho de que los ejecutivos de empresa no quieran exhibir la cifra es sumamente elocuente”.


Bloomberg News


Ver comentarios