Enviar
Solo en el Area Metropolitana se usa alta velocidad para transmitir datos
Brecha social dificulta sacar provecho a tecnología

• Casi la mitad de las conexiones a Internet son de baja capacidad

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Mientras en Montes de Oca casi un 19% de los habitantes tiene acceso a Internet de banda ancha (enlace constantemente encendido y superior a 256 kbps), en Upala menos de un 1%.
La diferencia en el poder adquisitivo es uno de los obstáculos que deben sortearse para mantener el ritmo de penetración de la tecnología en los procesos formativos y de preparación profesional, lo cual deriva en mayor competitividad.
Así, la zona del este de San José y Heredia reportan entre el 5% y el 18% de uso, mientras que Upala, Guácimo y La Cruz documentan entre un 0,7% y un 0,2%.
Otro de los obstáculos existentes en la ruta hacia las óptimas condiciones de competencia es la disponibilidad del recurso por parte del único proveedor nacional.
Mientras casi 1,3 millones de líneas celulares bien podrían disponer de la banda ancha, apenas un 3,4% de ellos tiene contratado el servicio de Internet.
“Costa Rica debe promover el crecimiento de banda ancha, el cual debe ser constante si queremos un país más competitivo, donde se busque un intercambio ágil de la información y colaboración en línea”, sostuvo Jorge Rodríguez, gerente de Cisco Centroamérica, entidad que junto con la Comisión Asesora en Alta Tecnología (CAATEC) se encargó de efectuar el estudio.
El acceso a la red universal de la información bien puede significar la diferencia entre alcanzar el éxito o fracasar en la formación académica o profesional, indican los parámetros de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).
Sobre ese aspecto, la posición del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), es la de enfrentar el futuro fortaleciendo la institución.
“Estamos haciendo las gestiones para mejorar la tecnología con que se prestan los servicios de acceso a Internet; sin embargo creemos que el mejoramiento de la calidad del servicio debe ir de la mano de la voluntad de los usuarios de mejorar los aparatos y aventurarse a estar 100% conectados”, explicó Jorge Sánchez, director de la División de Gestión Sectorial del ICE.
A partir de las conclusiones del análisis, los pronósticos para Costa Rica son positivos.
Los datos ubican al país como el quinto en América Latina, en penetración de banda ancha, solo superado por Ch
ile, Argentina, Uruguay y Brasil.
Durante el primer semestre de 2008, las líneas de banda ancha crecieron en un 21,9%; esto significa que 4.127 hogares registraron nuevas conexiones de Internet de este tipo.
No obstante, si bien se generó un aumento en el número de conexiones, casi la mitad (un 47,1%), aún sigue siendo de baja velocidad (256 kbps o menos).
Con tales resultados, el país se encuentra a la mitad del camino de alcanzar la meta de penetración de la banda ancha defi
nida para 2010.
A menos de dos años de la fecha, la proyección es tener activas 325 mil líneas de este tipo. Actualmente hay cerca de 189 mil conexiones habilitadas, lo cual representa poco más del 57% de la meta.
“El secreto está en ir sustituyendo progresivamente la vieja tecnología por banda ancha que sea competitiva. Para muchos la prontitud con que se pueda manejar información a través de la Internet es un lujo, pero estamos hablando de penetración de la educación, de la salud, de la economía”, agregó John Hewitt, consultor asociado de CAATEC.
De acuerdo con los pronósticos el país ha mantenido una tasa de crecimiento adecuada, la cual debe sostener si quiere seguir siendo atractivo a factores tan importantes para el desarrollo, como la inversión extranjera.

Ver comentarios