Brasil salvó el empate
Un total de 66 mil espectadores se hicieron presentes para presenciar el duelo entre brasileños e ingleses en el Maracaná.VANDERLEI ALMEIDA-AFP/La República
Enviar

Brasil salvó el empate

El mítico estadio Maracaná volvió a abrir sus puertas al fútbol en un amistoso entre la canarinha e Inglaterra

Brasil no disipa sus dudas, ahora empató ante una defensiva Inglaterra a 2-2, en la reapertura del estadio Maracaná en Río de Janeiro, tras más de dos años y medio cerrado.
La canarinha dominó por etapas, fue más en el primer tiempo que los europeos, que basaron su juego en el contragolpe. Para el complemento el partido creció en emociones, Inglaterra propuso un poco más y aparecieron los goles.
Con la lupa sobre Neymar arrancó el partido. El nuevo fichaje del Barcelona apareció con el número 10 en su espalda (normalmente es el 11) y desde tempranas horas dio un poco de su recital, velocidad y bicicletas. Su juego fue de más a menos.
Sus mejores ocasiones fueron un tiro con rosca que se fue cerca del poste y un mano a mano con Hart, todo un tapón para los ingleses.
Brasil pudo abrir el marcador con varias buenas ocasiones en las botas de Fred y Hulk, los dueños de la delantera, pero los pentacampeones mundiales fallaron excesivamente en el remate y se fueron al descanso sin inaugurar el tablero.
Tras el regreso, llegaron los cambios del seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari y Hernanes le rindió su fruto. Disparo de lejos que se estrella en el horizontal y el rechace es cazado por Fred para el 1-0. Fiesta total en el Maracaná.
Sin embargo, el gol despertó a los ingleses que únicamente se habían asomado por intermedio de la velocidad de Theo Walcott y rápidamente hicieron el empate por Oxlade-Chamberlain, al superar a Julio César con un remate ajustado a la cepa del poste.
Brasil trató de reponerse, pero más bien se llevaron otro revés. Recuperación en el medio del campo de Milner que sale rápido al frente y luego pasa a Wayne Rooyne. El 10 inglés transita sin marca y sin pensarlo saca un disparo de lejos que se cuela en el ángulo. Un golazo que silenciaba totalmente el recinto brasileño.
Para alivio de los locales, dos minutos después Moura —vino del banquillo— conectaba con Paulinho quien cazaba de volea para poner el definitivo 2-2.
Con este empate, Brasil sigue sin ganar a una selección de primer nivel desde setiembre de 2009.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios