Enviar
Brasil gana lucha contra tsunami monetario
El Real se fortaleció 8,7% los dos primeros meses del año

La lucha de Brasil por contener el aumento de su moneda producto de un “tsunami monetario” tiene éxito, si bien el gobierno deber permanecer atento, dado que los costos crediticios de los países ricos seguirán siendo bajos en los próximos diez años.
“Nuestras medidas para abordar los flujos ingresantes de capital han sido efectivas”, dijo ayer Marcio Holland, secretario de política económica del Ministerio de Hacienda, en una recepción en Sao Paulo para dar a conocer ampliaciones del sistema de Bloomberg. “Han tenido mucho éxito”.
El real se fortaleció 8,7% en los dos primeros meses del año contra el dólar estadounidense, el mejor desempeño entre las 16 monedas más negociadas que analizó Bloomberg. Desde comienzos de marzo, cuando Brasil redobló los intentos de contener el aumento, fue la moneda de peor desempeño y cayó 4,8%.
La presidenta Dilma Rousseff, que visitó Alemania la semana pasada, aseguró que tomaría todas las medidas necesarias para proteger al segundo mayor mercado emergente del mundo de los intentos de Europa y los Estados Unidos de “devaluar artificialmente” sus monedas.
La semana pasada se extendió un impuesto de 6% a los préstamos extranjeros y bonos emitidos en el exterior, que pasó a comprender los préstamos de cinco años. El impuesto, que en un primer momento se aplicó a los préstamos extranjeros de hasta dos años, ya se había extendido a tres años el 1° de marzo.
Holland dijo que el gobierno quiere eliminar los flujos ingresantes de capital “malos” que crean distorsiones en la economía.
“Es probable que el mundo tenga que vivir con tasas de interés bajas durante alrededor de diez años”, dijo Holland. “Es evidente que países como Brasil deben combatir los flujos ingresantes de capital que afectan el sistema económico brasileño”.
Inversores y exportadores han ingresado $15.500 millones en Brasil desde principios de año, lo que contribuyó a los aumentos de la moneda, en comparación con un flujo saliente de $3 mil millones en el cuarto trimestre de 2011.
Jim O’Neill, presidente de Goldman Sachs Asset Management, dijo que los intentos del gobierno de debilitar el real podrían ser insuficientes, dado que la moneda debe declinar 20% para que la mayor economía de América Latina siga siendo competitiva.
“El mayor desafío cíclico de Brasil es deshacerse de la fuerza del real”, dijo ayer O’Neill, que tiene 54 años, en una entrevista en Londres. O’Neill, que creó la sigla BRIC en 2001 para hacer referencia a los mercados emergentes de Brasil, Rusia, India y China, dijo que la moneda debe perder una quinta parte de su valor para resultar “sostenible”.
Eduardo Loyo, un exdirector del banco central que en la actualidad se desempeña como economista jefe de Banco BTG Pactual SA, dijo ayer en el mismo evento al que asistió Holland que “principios básicos positivos” siguen respaldando el real.
Ver comentarios