Enviar
Brasil consumirá más café

Diogo Ribeiro da Luz, que visitaba a un amigo misionero en el corazón de la Amazonia hace tres años, entró a una tienda de hojas de banano donde un integrante de una tribu con el cuerpo cubierto de pintura roja le preguntó si quería una taza de café.
El inesperado ofrecimiento en una tribu remota, donde el consumo de la bebida nunca fue tradicional, refleja la creciente demanda en todo el país, dijo Luz, que dirige la compañía tostadora Cafés Bom Retiro Ltda. Brasil podría superar a los Estados Unidos como mayor consumidor de café del mundo en dos o tres años, según Marcos Pinta Gama, el representante permanente de Brasil ante las organizaciones internacionales en Londres.
La aceleración del crecimiento económico ha hecho que los espressos y el café premium de compañías como Starbucks Corp. sean más accesibles a la creciente clase media del país. La cantidad de cafés de Sao Paulo, la ciudad más grande del país, se duplicó en 15 años y llegó a 25.000, dijo Luz, impulsada por una economía brasileña que ya es la sexta mayor del mundo.
“De pronto son más los brasileños que tienen acceso a buen café”, dijo Luz, que tiene 53 años, en entrevista telefónica del 5 de marzo desde la sede de la compañía en la ciudad de 10,4 millones de habitantes. “Una vez que se prueba un buen café, es difícil volver a lo anterior”.
Los futuros de café han trepado 42% en los últimos dos años conforme crece la demanda. El consumo global, que creció un promedio de 2,5 por ciento en la última década, aumentará 1,5 por ciento en 2012, dijo el 18 de enero Roberio Silva, director ejecutivo de la Organización Internacional del Café.
La demanda brasileña de café se ha duplicado desde 1995 y se estima que aumentará 3,5%, a 20,4 millones de sacos, en el año que finaliza el 31 de octubre, según la asociación de tostadoras Abic. Los brasileños consumieron 18,9 millones de sacos en 2010, en comparación con 21,8 millones de sacos de los Estados Unidos, dijo la Asociación Internacional del Café en su último informe, que se difundió el 1 de marzo. Un saco de café contiene 60 kilos (132 libras).
El consumo per cápita estadounidense ha declinado en las últimas décadas luego de alcanzar su punto más alto en 1946, cuando era de un récord de 8,9 kilos, y llegó a 4,1 kilos en 2009, según los últimos datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, USDA por la sigla en inglés. En Brasil, el consumo alcanzó un récord de 6 kilos per cápita en 2010, más que los 4,9 kilos de 2001, indicó el USDA en un informe del 10 de noviembre.
Antes del auge del consumo brasileño de café Premium, todos los granos de alta calidad se exportaban y el remanente se destinaba al mercado interno, dijo Sergio Hazan, máximo responsable ejecutivo de la firma exportadora de café Comesim Ltda., que tiene sede en Santos, Brasil. La tendencia ha cambiado en los últimos 15 años a medida que aumenta la cantidad de amantes del café en el país, dijo.

Brasil/Bloomberg
Ver comentarios