Enviar
Brasil invertirá en explotación petrolera

Río de Janeiro
EFE

Brasil invertirá en los próximos 10 años unos $400 mil millones para desarrollar sus nuevos campos en aguas marinas donde hay entre 50 mil y 80 mil millones de barriles de hidrocarburos, ratificó ayer la estatal Agencia Nacional de Petróleo (ANP).
El director general de este organismo reguladora, Haroldo Lima, explicó ante una comisión del congreso que será necesario modificar la ley para aumentar la participación del Estado en estas riquezas que le permitirán a Brasil ser un importante exportador de petróleo.
Según la Agencia Cámara de los servicios de información del congreso, en la audiencia Lima destacó que el riesgo es “prácticamente cero” para las empresas petroleras en la explotación de los nuevos yacimientos ubicados en las camadas del “pre sal”, a unos 7 mil metros de profundidad desde la superficie del Atlántico.
La previsión es que haya un crecimiento en la recaudación con los royalties y las participaciones especiales del Estado en estos desarrollos, destacó.
En 2007 esa participación del fisco en royalties fue de 7.500 millones de reales ($4.237 millones al cambio del cierre de 2007, de 1,77 reales por dólar) y las participaciones especiales dieron otros 7.200 millones de reales ($4.068 millones).
Para 2007 se estima que la suma de ambos tributos totalice 20 mil millones de reales (unos $9 mil millones al cambio actual, de 2,20 por dólar), destacó Lima.
En Brasil hoy hay 72 empresas produciendo petróleo, de las cuales 36 son brasileñas, indicó Lima ante la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa Nacional de la cámara baja.
Los descubrimientos de enormes yacimientos más allá de la plataforma continental brasileña han reavivado propuestas que piden una mayor participación del Estado en esta riqueza.
También hay presiones para que se limite la participación de firmas internacionales y hasta de la petrolera Petrobras, que aunque es controlada por el Estado, cotiza sus acciones en las bolsas de valores de Sao Paulo, Nueva York, Madrid y Buenos Aires.
El actual modelo de explotación de Brasil es el de contratos de concesión, el más indicado cuando existe “un riesgo razonable para las empresas”, señaló el ejecutivo.
Lima destacó que un nuevo modelo para este negocio deberá ser presentado en diciembre por una comisión de representantes de varios ministerios, bajo la premisa indicada por el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, de que el nuevo régimen sirva para combatir la pobreza y la desigualdad social en el país.
Mientras tanto la producción de crudo y gas en yacimientos convencionales ha seguido creciendo y en 2008 llegará a 1,9 millones de barriles por día, con alza del 3,74% respecto al año pasado, según los datos de la ANP.
La producción de gas natural ascenderá a 59 millones de metros cúbicos por día, el 18% superior a la de 2007, destacó.
Ver comentarios