Enviar
Bradesco encabezaría consolidación bancaria


Banco Bradesco SA es uno de los bancos que podrían encabezar una consolidación del sector, dicen analistas, luego de que acuerdos recientes crearon competidores más grandes y las caídas en el mercado bursátil abarataron a algunos rivales más pequeños.
Bradesco perdió su posición como el primer banco no gubernamental del país luego de que Banco Itaú Holding Financeira SA y União de Bancos Brasileiros SA anunciaron el 3 de noviembre que se combinarían para convertirse en la mayor institución financiera de América Latina. Esto coloca presión sobre Bradesco y Banco do Brasil SA, controlado por el Gobierno federal, para que compren bancos pequeños y medianos, dijo Federico Rey-Marino, analista de Raymond James & Associates, en una nota de investigación del 21 de noviembre.
La consolidación está volviéndose más apetecible para los dueños de bancos ahora que la mayor economía de Latinoamérica se desacelera y que la crisis crediticia mundial devalúa los activos. El responsable ejecutivo de Itaú, Roberto Egyidio Setúbal, dijo el mes pasado que la decisión de comprar Unibanco era un “resultado directo” de la compra de Banco Real, la división brasileña de ABN Amro Holding, por Banco Santander SA. Esto podría dejar a Bradesco y a Banco do Brasil en problemas para encontrar socios adecuados, dijo Pedro Fonseca, analista de Keefe, Bruyette & Woods Ltd.
“El problema es que no quedan muchas opciones que realmente puedan modificar este nuevo panorama”, dijo Fonseca, en una entrevista telefónica desde Londres. “La nueva estrategia para conseguir escala sería atraer más clientes. Quizás adquirir los derechos para manejar las nóminas de empresas podría ser el siguiente ataque”.
Bradesco ha perdido parte de su supremacía en el sector bancario brasileño, escribió Rey-Marino, el analista de Raymond James, en una nota el mes pasado. La entidad resultado de la combinación de Itaú y Unibanco tendrá una cuota de mercado del 18%, en comparación con la cuota del 16% de Banco do Brasil tras la adquisición de Nossa Caixa. Bradesco tiene una cuota del 12%, escribió Rey-Marino.
Las acciones de los bancos brasileños medidas por el índice de empresas financieras de Brasil MSCI han perdido un 58% este año, en comparación con una caída del 45% en el índice Bovespa de Brasil. Banco Indusval SA, con activos por 3.190 millones de reales, perdió un 82% de su valor este año, la mayor caída entre los bancos cotizados en Brasil. Banco Industrial e Comercial SA de São Paulo, con activos por 13.200 millones de reales, también ha caído un 82% este año.
“Las compras son una de las maneras en las que estos bancos más grandes conservan escala en comparación con otros”, dijo Augusto Lange, que colabora en la administración de unos 700 millones de reales ($301,3 millones) en Neo Gestão de Recursos en São Paulo.
El 20 de noviembre Banco do Brasil compró una participación mayoritaria en el estatal Banco Nossa Caixa SA de São Paulo luego de perder su puesto del mayor banco de América Latina por activos tras la combinación de Itaú-Unibanco.
Ver comentarios