Enviar
Bosques mundiales pierden 13 millones de hectáreas cada año
FAO dice que en última década pérdida bosques equivale al área de Costa Rica

En los últimos diez años, la pérdida neta anual de bosques fue equivalente a una superficie como la de Costa Rica, con la desaparición anual de 13 millones de hectáreas, advirtió ayer la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
Un dato que supone una ligera mejoría con respecto a la década de 1990, cuando las pérdidas de bosques alcanzaban los 16 millones de hectáreas anuales.
La FAO destacó la efectividad de los programas de plantaciones forestales en países como China, India, Estados Unidos y Vietnam, que, junto con la expansión natural de los bosques en algunas regiones, han permitido sumar más de siete millones de hectáreas de superficie forestal.
Sin embargo, esta agencia de Naciones Unidas subrayó que la deforestación continúa a un “ritmo alarmante en muchos países”, en las conclusiones de su estudio “Evaluación de los recursos forestales mundiales 2010”, que fue presentado ayer en su sede de Roma.
“Por primera vez, somos capaces de demostrar que la tasa de deforestación ha disminuido a nivel mundial como resultado de una serie de esfuerzos coordinados a nivel local e internacional”, afirmó el nuevo director general adjunto del departamento forestal de la FAO, el español Eduardo Rojas.
Rojas instó, no obstante, a que los diferentes países “intensifiquen sus esfuerzos con el fin de mejorar su gestión y conservación”, puesto que en algunos de ellos “la tasa de deforestación continúa siendo muy alta y las zonas de bosque primario (no alterados por la actividad humana) siguen disminuyendo”.
La FAO recalcó el importante papel que desempeñan los bosques en la mitigación del cambio climático, gracias a que almacenan una gran cantidad de carbono, y recordó que cuando se tala una de éstas superficies y se convierten a otro uso, el carbono regresa a la atmósfera.
La coordinadora de la evaluación, Mette Loyche Wilkie, apuntó que “una menor tasa de deforestación y la creación de nuevos bosques ha ayudado a reducir las elevadas emisiones de carbono de los bosques a raíz de la deforestación y la degradación forestal”.
Sudamérica y Africa fueron las dos áreas que experimentaron las mayores pérdidas netas anuales de bosques en la última década, afirma la FAO.
Sudamérica perdió 4 millones de hectáreas cada año entre 2000 y 2010, mientras la desaparición de la superficie forestal en Africa ascendió a 4,3 millones de hectáreas anuales. También se registraron retrocesos en Oceanía, debido en gran medida, a la grave sequía que asoló Australia en el año 2000.
Mientras, en Centroamérica la superficie ocupada por bosques permaneció estable.

Roma
EFE

Ver comentarios