Bonos latinos estables
Enviar
Bonos latinos estables

A pesar del entorno internacional convulso en la zona euro y Estados Unidos, la emisión y precios de los bonos soberanos de la mayoría de los países de Latinoamérica estarán estables este año.
Fitch Ratings proyecta en un informe especial una emisión de bonos soberanos externos similar a la de 2011, $18 mil millones este año, lo cual cubre solamente un 4% de las necesidades totales de financiamiento de la región. Se espera que los países obtengan el 91% de sus requerimientos financieros a través de fuentes internas, principalmente mediante subastas de bonos en los mercados domésticos.

El informe especial sobre las necesidades de financiamiento de los soberanos latinoamericanos, proyecta una caída en los requerimientos de endeudamiento de la región a $411 mil millones en 2012 desde los $ 413 mil millones el año pasado. Este monto representa un 7,6% del PIB regional, comparado con el 8,2% estimado para 2011.
“Mientras se espera que un crecimiento económico sostenido acompañado de disciplina fiscal y un mejoramiento continuo en la gestión de deuda permitirán mantener los déficits bajo control y reducir los desembolsos relacionados con la deuda externa, las amortizaciones considerables de deuda local (61% de las necesidades de financiamiento totales) así como la ausencia de una mayor consolidación fiscal, impedirán una reducción más rápida de las necesidades de financiamiento de los gobiernos”, dice Shelly Shetty, jefa del Grupo de Soberanos Latinoamericanos de Fitch.
“Sin embargo, debido a la incertidumbre en el entorno internacional, los riesgos de un escenario más negativo para las proyecciones de requerimientos de financiamiento no pueden descartarse. Aunque hasta ahora la mayoría de los países se han abstenido de introducir programas de estimulo fiscal, una intensificación de la crisis de la zona euro, un nuevo debilitamiento de la economía estadounidense y una caída en los precios de los commodities podrían tener un impacto negativo sobre las perspectivas económicas de la región y presionar a las autoridades a responder con medidas fiscales”.
Los países cuyas necesidades de financiamiento están por debajo de la media regional del 4,2% del PIB incluyen Chile, El Salvador, Republica Dominicana, Panamá, Perú y Uruguay, con Chile y Perú exhibiendo las necesidades de financiamiento más bajas debido a su sólida posición fiscal y bajas amortizaciones de deuda. Gracias a sus fondos de estabilización y su acceso amplio a los mercados de capitales domésticos y externos, ambos países poseen una gran flexibilidad fiscal para implementar políticas fiscales contra cíclicas y responder a presiones provenientes de mayores demandas sociales. Panamá y Uruguay además se benefician de su dinamismo económico, la evolución positiva en sus niveles de endeudamiento y la administración eficaz de sus pasivos. “En general, las condiciones de financiamiento siguen favorables para la región, incluso para los soberanos latinoamericanos con calificaciones más bajas. En los últimos años, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay emitieron un total de $17 mil millones de deuda en moneda local a plazos largos y costos favorables en los mercados de capitales globales, lo cual recalca la solidez de sus fundamentos económicos y las mejoras continuas en su calidad crediticia”, comentó César Arias, director asociado y coautor del informe.

Fitch Ratings
Ver comentarios