Enviar
• Alza en tasas se ve reflejada en actualización de curva soberana
Bonos de Hacienda más jugosos que los del Banco Central
• Operadoras de pensiones y otros inversores verán correcciones en los precios de sus portafolios

La tendencia de los últimos meses de un alza en las tasas pagadas por bonos del Ministerio de Hacienda hace mucho más lucrativos esos títulos, y sumada a las pocas negociaciones de títulos del Banco Central (BC), en el mercado secundario, motivó al principal proveedor de precios en Costa Rica (Pipca) a realizar una corrección en la curva de rendimiento soberano en colones para reflejar esta realidad de tasas, lo que al final se traducirá en cambios en el valor de portafolios de inversión, tanto individuales como institucionales.
La curva de rendimiento soberana en colones muestra, en esencia, el rendimiento pagado por títulos del Gobierno a un plazo definido en días y se utiliza para la valoración general de carteras o como referencia si un inversionista necesita saber a qué precio se podría transar un título en el mercado secundario, según su liquidez y su riesgo.
Originalmente, esta curva contemplaba tanto las emisiones del Central como las de Hacienda, pero al aumentar el Gobierno sus tasas, y el Banco al reducir sus negociaciones, afectaban negativamente el valor del papel ya emitido tanto del BC, como de Hacienda.
Por ello Pipca (Proveedor Integral de Precios Centroamérica) ahora calcula la curva soberana solo con las emisiones de Hacienda.
“No es que haya dos curvas soberanas, sino una curva nueva, actualizada donde se incluyeron solo las emisiones líquidas, que son las de Hacienda”, dijo Eduardo Rodríguez, director general de Pipca.
“Con este cambio si usted tiene bonos del Banco Central probablemente verá una corrección al alza en el precio de esos títulos, los cuales habían perdido valor en semanas pasadas”, explica Antonio Pérez, gerente de Fondos de Mercado de Valores.
Mientras si lo que posee en su portafolio son bonos de Hacienda la curva reflejará un comportamiento muy similar al actual con bajas en precios y aumento de rendimientos.
Esto se mantendrá así mientras ese emisor siga apostando a las altas tasas para captar. Lo anterior parece muy factible ya que el Gobierno tiene un gran déficit que financiar mes a mes, que lo ha obligado a pedir, en un plazo de horas, préstamos bancarios para honrar vencimientos. Asimismo, obtener recursos mediante una reforma tributaria es una posibilidad aún remota para el fisco.
La curva actualizada es más relevante para los fondos de pensiones, que tienen el 65% de su cartera en títulos de Banco Central y Hacienda, y por regulación necesitan valorar su portafolio con los precios brindados por proveedores de precios como Pipca.
“Al principio la medida me extrañó, ya que al diferenciar los bonos de Hacienda de los del Banco Central es percibir un riesgo diferente en dos títulos del mismo Gobierno, pero no veo que haya nada de qué preocuparse, si bien es cierto las operadoras veían castigadas su rentabilidad con la baja de sus títulos de Banco Central desde febrero y ahora van a recuperar ese valor, aunque puedan tener pérdidas con los bonos de Hacienda”, dijo Héctor Avila, intendente de Pensiones.
De este cambio en la valoración, que al fin es un reflejo del comportamiento de precios del mercado, llama la atención que normalmente un emisor paga mayor rendimiento dependiendo de su riesgo, por ello si Hacienda paga más podría percibirse como más riesgoso que el Banco Central, dado que el primero está en déficit y con algunos problemas de flujo de caja (por acumulación de vencimientos de títulos) y el segundo tiene una inflación relativamente controlada y poca necesidad de salir a captar.
“Si esa es la realidad del mercado, para eso están los proveedores de precios, para reflejarla, aunque duela”, dijo Francisco Murillo, director de nuevos productos y mercados internacionales de Valmer, la otra empresa proveedora de precios en Costa Rica.
Murillo reconoce que el alza en tasas de Hacienda “mete ruido” en el mercado y como ejemplo citó la diferenciación de curvas que tuvieron que hacer en México (sede de su casa matriz) para papeles emitidos por el Banco de México pero unos eran más líquidos que otros. Aun así, “estamos evaluando si vamos a dar curvas diferenciadas. No estoy seguro si el mercado lo necesita” dijo Murillo.
Actualmente ya hay empresas que hacen las valoraciones de ambos emisores gubernamentales por separado.
“A lo interno, la práctica ha sido trabajar las curvas por aparte para determinar el atractivo de los distintos bonos, pues no solamente los rendimientos de ambos emisores se han distanciado en el tiempo, sino que los riesgos propios de cada emisor están respondiendo a una coyuntura bastante singular y especialmente complicada para el Ministerio de Hacienda”, dijo Carolina Hernández, trader de Aldesa Valores.
Por ello, para los inversionistas lo importante es evaluar cómo los afecta el cambio.
“A nivel de los sistemas de negociación de bolsa la referencia que utilizan para recompras, por ejemplo, es el vector de precios que ellos mismos elaboran, por tanto tampoco veríamos un efecto por esta vía”, dijo Hernández.
La mayoría de los expertos coincide en que ambos rendimientos (Hacienda y BC) tenderán a alinearse al mediano plazo, pero actualmente Hacienda es más rentable y líquida.




Carolina Acuña
[email protected]
Colaboró con el análisis el economista Pablo Villamichel
[email protected]
Ver comentarios