Enviar
Transacción permitió cancelar títulos europeos con intereses más caros

Bonos comprados por China reducen costo de deuda nacional

• Hacienda teme sobre efectos que información revelada tendrá en el mundo financiero


Wilmer Murillo y Carlos Jesús Mora
[email protected]
[email protected]


La operación de colocación de títulos de deuda interna denominados en dólares, formalizada con el Gobierno de la República Popular China, se realizó directamente de gobierno a gobierno.
Lo anterior significa que no se firmó contrato de venta alguno.
Además, la transacción permitió el pago de eurobonos, los cuales tenían una tasa de interés mayor. Esto significa una reducción en los costos de la deuda nacional.
De la transacción que ha estado gravitando en el mundo político y financiero, el Gobierno ha estado dando información a cuentagotas. Sin embargo, en acatamiento de un fallo de la Sala IV, Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda, y Adrián Vargas, Tesorero Nacional, dieron a conocer los detalles de la operación.
“Como yo respeto el fallo de la Sala, y entiendo que lo que privó en este caso fue el derecho a la información, quiero compartir de inmediato con el país las condiciones de la transacción”, manifestó Zúñiga.
Para la concreción de la operación, dijo que se generó un intercambio de notas entre el Gobierno de China a través de la agencia especializada en el manejo de inversiones, la State Administration of Foreign Exchange (SAFE), y el Ministerio de Hacienda de Costa Rica.
A partir del intercambio de notas y del acuerdo en las condiciones, la SAFE y la Tesorería Nacional coordinaron los detalles operativos, incluyéndose dentro de estos la remisión de la lista de los 30 custodios que a esa fecha se encontraban inscritos y autorizados en la Superintendencia General de Valores (Sugeval), así como información referente al funcionamiento del mercado de valores costarricense.
La escogencia del custodio internacional, el Banco de Nueva York, y el subcustodio nacional, el banco BCT, fue una labor de la estatal china, SAFE, explicaron.
A esta organización y a través del BCT se le hizo ya el primer pago semestral de $1,5 millones, dijo Adrián Vargas.
La revelación de los detalles de la negociación, a pesar de darla Hacienda por orden de la Sala IV, podría generar incertidumbre entre los inversionistas de Costa Rica, admitió el Ministro.
No obstante, todavía no se conocen los detalles del fallo y si esta información ordenada se refiere únicamente al caso de los bonos comprados por China.
Asimismo, al revelar los detalles se contrarió el deseo del Gobierno chino, por lo que el Ministro tampoco descartó la posibilidad de que no se pueda colocar la segunda emisión de $150 millones.
Al referirse a los beneficios que Costa Rica obtendrá de la transacción, puntualizó que se ahorrará un monto cercano a los ¢50 mil millones en 12 años. Anualmente, los ahorros generados por la operación rondan los ¢4.111 millones.
“Estos recursos que nos estamos ahorrando en el pago de intereses, pueden ser utilizados en incrementar la inversión social y en infraestructura, adujo.
La resolución despertó diversas reacciones entre quienes apelaban que se dieran a conocer todos los detalles de la operación y quienes no.
Ottón Solís, líder de Acción Ciudadana, quien en las últimas semanas junto con su agrupación presionó al Gobierno para que revelara esta información, dijo que el fallo de los magistrados “sienta un precedente para que la administración Arias sea más transparente”.
Por su parte el oficialismo en el Congreso dijo “respetar” el criterio de los magistrados.
“Respetamos esa decisión, el Gobierno nunca quiso esconder nada, todo lo que hubo fue un morbo generado por la oposición”, comentó Mayi Antillón, diputada de Liberación Nacional.
El Ministro de Hacienda comentó que el mismo viernes, después de conversar con los diplomáticos de la embajada china, llamó al presidente Oscar Arias y le comunicó la resolución. “Lo tomó tranquilo, argumentó Zúñiga.
LA REPUBLICA trató de conocer la versión de la embajada china en el país, sin embargo no fue posible.
Por su parte, mediante un comunicado, BCT, entidad bancaria que funge como custodio y en la que Antonio Burgués, embajador costarricense en China es copropietario, señaló que ni la entidad “ni ninguna de sus subsidiarias, tuvo participación alguna en la compraventa del título”.




Ver comentarios