Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



MAGAZINE


Bon Jovi bañó de rock el Saprissa

Carolina Barrantes [email protected] | Martes 28 septiembre, 2010



Bon Jovi bañó de rock el Saprissa
La banda le cantó a los ticos luego de 17 años de ausencia de los escenarios nacionales

Una verdadera fiesta de rock del recuerdo y hoy, con un baño de luces, efectos especiales y gritos: así es como puede resumirse el concierto que dio Bon Jovi en el país.
La legendaria banda se presentó en el estadio Ricardo Saprissa el domingo anterior, y aunque el reducto no se llenó de fans, los artistas tuvieron a su disposición un coro de miles de personas que los acompañaron de principio a fin.
Este derroche de gritos y guitarras eléctricas comenzó a las 9 p.m., cuando palabras como “amor”, “vida”, “esperanza” y “optimismo” empezaron a salir en una gran pantalla de leds en el fondo del escenario, y luego dieron paso a un video en el que los protagonistas caminaban por un túnel hacia el público.
Jon Bon Jovi y compañía comenzaron su fiesta con el clásico “Blood on Blood”, tema de su álbum New Jersey (1988), y formaron una alianza estrecha con sus fans, en la que los gritos y gestos de alegría llenaron de energía el ambiente.
Este romance continuó con “We Weren’t Born to Follow”, una de las piezas del álbum The Circle, así como con “You Give Love a Bad Name”, “Whole Lot of Leavin’” y “Born to Be My Baby”, canciones que terminaron de alegrar una noche, en la que hasta el clima se “apuntó” del lado de los norteamericanos.
Uno de sus momentos más importantes de la cita fue cuando el intérprete de la banda rompió el silencio con un “San José, Costa Rica, ¿están conmigo? Muéstrenme lo que tienen”, y se llenó los bolsillos de gritos al cantar “Lost Highway” y “Runaway”.
Bon Jovi siguió regalando canciones para el gusto de jóvenes y adultos con “We Got It Goin’ On”, “It’s My Life”, “Bad Medicine”, y hasta se dio el lujo de regalar una sorpresa al entonar el famoso “Pretty Woman”.
Cuando el reloj marcaba poco más de las 11, la banda hizo su despido triunfal con su clásico “Livin’ On a Prayer”.
Sin embargo, Jon Bon Jovi se dejó tentar por el público que le pidió el famoso tema “Always” como regalo final; petición que cumplió como broche de oro a un reencuentro añorado por miles.

Carolina Barrantes
[email protected]