Bombardier pone freno a descuentos tras firmar acuerdo con Delta
Foto Bloomberg
Enviar

Bombardier, fabricante aeronáutico, pondrá freno a la política de descuento que le ayudó a conseguir contratos de vital importancia con Delta Air Lines y Air Canada, en momentos en que su avión de pasajeros de la Serie C enfrentaba dificultades.

"Está claro que tomamos una posición más agresiva frente a los últimos pedidos", dijo Alain Bellemare, el máximo responsable de Bombardier, en una entrevista en Dublín y añadió que la Serie C ahora se encuentra "en la etapa correcta" para poder adoptar un enfoque que le permita impulsar los márgenes de venta.

"Queremos mantener el valor comercial para los clientes y a la vez queremos ser responsables de la correcta administración de nuestro negocio", dijo. "Eso nos da un poco más de flexibilidad".

El año pasado, Bombardier señaló que tenía un renovado entusiasmo por ofrecer mayores descuentos para la Serie C en un intento de poner fin a la sequía de pedidos y ayudar al modelo a competir con la gama de aviones 737 de Boeing y la familia A320 de Airbus Group SE.

La modificación ayudó al fabricante a cerrar un esquema de órdenes de al menos 45 aviones CS300 de Air Canada en febrero, seguido de un acuerdo firmado por Delta en abril para adquirir al menos 75 aviones CS100 más pequeños por un valor de $5.600 millones, según el precio de catálogo.

El temor de Embraer

El acuerdo con la aerolínea estadounidense dio al programa, retrasado y excedido en presupuesto, su mayor cliente hasta la fecha y eso significa que Bombardier habrá logrado su objetivo de conseguir al menos 300 compromisos firmes para la Serie C cuando la aeronave vuelva a entrar en servicio en el tercer trimestre.

John Slattery, director comercial de Embraer SA, dijo en Dublín que el acuerdo de Delta ha pesado sobre las expectativas de precios de las compañías aéreas con respecto a aviones similares, incluidas las mejoras realizadas al modelo "E2" de la gama de aviones E-jet de la compañía brasileña.

"El monto que posiblemente pagó Delta por la adquisición de las aeronaves causó que las aerolíneas consideraran sus implicancias para el mercado", dijo Slattery, que al igual que Bellemare habló antes de la reunión anual de la Asociación de Transporte Aéreo.

El oneroso contrato de $500 millones que se añadió a la cartera de pedidos de Bombardier "hace que uno piense que los aviones fueron fuertemente subvencionados", y que Embraer está considerando todas las opciones que se le han ofrecido en la Organización Mundial del Comercio, explicó Slattery.

Las conversaciones entre Bombardier y el Gobierno del primer ministro canadiense Justin Trudeau acerca de la participación federal en el rescate de la compañía se mantienen en curso, expresó Bellemare.

El Gobierno solicitó a la familia fundadora de Bombardier que afloje el control y que emita $1.000 millones en nuevas acciones a cambio de unirse a la provincia de Quebec en el apoyo al fabricante, según dijeron personas con conocimiento del plan el mes pasado.

Ver comentarios