Enviar
Bajar costos para cumplir con regulaciones sería propuesta de reforma
Bolsa poco atractiva
Pocas empresas se aventuran a buscar recursos en el mercado de valores nacional

Ser emisor o inversionista en el mercado de valores costarricense requiere no solo trabajo y disciplina, sino que es poco atractivo. Por ello, de las 15 empresas emisoras inscritas en la Bolsa Nacional de Valores (BNV) en 2002 solo quedan ocho, de las cuales dos ya manifestaron su salida y una no existe.
Este año solo Ad Astra (la empresa aeroespacial de los hermanos Chang) y el Grupo Britt (compañía de café y tiendas de souvenir) han lanzado emisiones de deuda privadas, mientras ninguna ha vendido acciones.
La barrera de entrada se debe no solo a los pagos a los auditores externos y calificadoras de riesgo, para cumplir con los requisitos impuestos por la Superintendencia General de Valores, sino también al costo no monetario de las responsabilidades que asumen las empresas.
La poca eficiencia se mide tras la escasa cantidad de títulos líquidos (menos de 30), un mercado primario que es casi solo deuda, y algunos servicios de inversión que tras 35 años de operación de la BNV no están formalizados.
Tras lo anterior, tanto los directivos de la Bolsa como la Superintendencia analizan esquemas de mejora para lograr que el mercado de valores se desarrolle y evolucione a algo más que una plaza de negociación de bonos estatales.
Aclarar algunas reglas y otras medidas que podría bajar los costos de cumplimiento de las empresas, sobre todo de las más pequeñas, comentó Juan José Flores, superintendente general de valores.
“La Bolsa tiene problemas de liquidez ya que transa pocos valores y hay una alta concentración en mercado secundario”, dijo José Rafael Brenes, presidente de la BNV. Asimismo, hizo hincapié en que existen incentivos para comprar solo valores de gobierno al no ajustarse, por riesgo, carteras como las de pensiones.
Desde los puestos de bolsa es necesario crear condiciones que hagan más visibles las ventajas para los asesores y entender que el rol de los puestos no es de tomadores de pedidos sino de asesores de inversión, explicó Andrés Víquez, de Aldesa Puesto de Bolsa.
Asimismo, existen campos donde los puestos deben presionar para mejoras como la gestión de riesgos y la plataforma de la Central de Valores, que muestra una importante brecha entre lo que se ofrece en el ámbito internacional. “Hoy mas que nunca la diversificación es una prioridad”, detalla Víquez.

Carolina Acuña
[email protected]


Ver comentarios