Enviar
Bolivia vendería gas a EE.UU. o México

La Paz
EFE


El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Carlos Villegas, afirmó ayer que su país no descarta vender gas a Estados Unidos o México, a condición de obtener un precio que ronde los $4 por millón de BTU (Unidad Térmica Británica).
Ese proyecto fue liderado a principios de esta década por la empresa hispano-argentina Repsol YPF, pero quedó en suspenso en 2003 tras una ola de disturbios sociales que provocaron la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada en octubre de ese año.
“En materia energética no está nada cerrado”, sostuvo Villegas al ser preguntado en el canal estatal de televisión sobre si el proyecto conocido como Pacific LNG para vender gas natural a Estados Unidos o México fue archivado definitivamente.
Además de por Repsol YPF, el plan era impulsado por las empresas británicas British Gas y British Petroleum, que tienen negocios similares en el Caribe.
“Si se presenta una probabilidad de exportación a ultramar por supuesto que la vamos a barajar”, agregó Villegas al enfatizar que, de momento, Bolivia está concentrada en el abastecimiento del mercado interno y en cumplir con la demanda de Brasil y Argentina.
Comentó que para entrar a un negocio como ese es necesario que Bolivia obtenga un buen precio por el gas, que bajen los costos de producción y se mejore la tecnología para exportar el energético en barcos metaneros a mercados de ultramar.
A su juicio, Bolivia debe obtener un precio mínimo para el gas en el lugar del yacimiento de al menos $3,90 o $4 por millón de BTU.
Señaló que cuando se planteó el proyecto Pacific LNG en 2003 se hablaba de un precio de $0,60 por millón de BTU, lo cual, en su opinión, era “prácticamente regalar” el gas natural.
No obstante, remarcó que “por el momento ese negocio no está en la agenda y en la carpeta de las inversiones energéticas que el Gobierno está promoviendo”.
Las protestas que paralizaron el proyecto Pacific LNG en 2003 fueron provocadas por la oposición de sectores sociales a la pretensión de exportar el gas a través de Chile, país al que Bolivia reclama la restitución de una salida soberana al mar.
En esas protestas, que también pedían la industrialización del gas en Bolivia en lugar de la exportación, participó en su momento, cuando era dirigente sindical, el actual presidente, Evo Morales.
Ver comentarios