Bolivia sacudida por protestas
Enviar
Bolivia sacudida por protestas

Sucre
EFE

Sucre, la capital oficial de Bolivia, completó ayer el tercer día de protestas que causaron al menos tres muertos y 130 heridos, pese a que ya está vacío el cuartel donde los partidarios del presidente Evo Morales aprobaron el pasado sábado en la noche , en ausencia de la oposición, su proyecto constitucional.
La nueva Constitución, con la que el izquierdista Morales promete “refundar Bolivia”, tuvo el voto de 136 de los 255 asambleístas elegidos en julio de 2006.
En aquellos comicios, el partido del indigenista Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), tuvo el 50,7% de los votos y 137 escaños.
Toda la oposición, los líderes de varias regiones, asociaciones empresariales y otros sectores rechazaron de inmediato el nuevo texto y argumentaron que se ignoró a medio país y fue aprobado “bajo fusiles” y con “sangre en las calles”.
Evo Morales, achacó ayer a grupos de delincuentes los disturbios en Sucre.
En un mensaje transmitido por la televisión estatal, Morales no habló en concreto de las víctimas mortales, pero pidió una investigación “urgente e imparcial” para dar con los responsables.
El mandatario también acusó al líder opositor y ex presidente Jorge Quiroga, jefe de la alianza derechista Poder Democrático y Social (Podemos), de haber promovido y “previsto” la violencia en esa ciudad.
Morales felicitó a los “movimientos sociales”, como llama a los partidos y sindicatos que apoyan a su gobierno, por haber respaldado a la Asamblea Constituyente y la aprobación en primera instancia de la nueva Carta Magna, que se realizó en un cuartel en las afueras de Sucre.
El presidente reiteró que con seguridad su nueva Constitución “será refrendada y aprobada mediante un referéndum del pueblo boliviano”, en alusión a la votación fijada en la legislación vigente para validarla, aunque antes debería ser aprobada artículo por artículo y en una revisión.


Ver comentarios