Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Bolichista de Raza

Luis Fernado Rojas [email protected] | Viernes 10 octubre, 2008



Bolichista de Raza

Marco Aurelio Odio, dedicado este año del conocido torneo

Luis Rojas
[email protected]

Casi se puede decir que el Torneo de la Raza nació con él, o viceversa. Mas lo cierto es que lo ha ganado dos veces a nivel individual, seis por parejas y ocho por equipos; aparte de eso, sus atestados son envidiables con sus 17 juegos perfectos y sus cuatro juegos de 1.089 pines (272,5 de promedio), ambos récords centroamericanos.
Hablamos de Marco Aurelio Odio, el conocido “medio, medio”, quien hizo sus primeras chuzas allá por 1979 y desde ese año se ligó a este torneo que desde hace 30 años, todos los octubres, capta la atención de los amantes del boliche y trae algunas prominentes figuras del continente, al Dent.
Marco Aurelio será el dedicado de esta nueva edición, la XXX, del torneo de la Raza que arranca el domingo, y eso lo complace, aunque aquejado aún por los problemas de salud que lo llevaron al retiro, solo participará en el torneo como espectador.
“Nací casi con el torneo de la Raza y en 1980 empecé a dar mis primeros pasos internacionales; en 1981, ya este torneo me patrocinaba para competir en el exterior y que les hiciera propaganda”.
Odio, tras una exitosa carrera, se retiró en 2006, en la Copa Mundial en Caracas, Venezuela. El año pasado jugó la Raza con un grupo de amigos y este año sus planes eran participar de nuevo, pero por problemas de salud no pudo estar al 100%.
“La salud está bien, pero he tenido que esperar por una intervención (valvuloplastia) que me tenían que hacer y que se ha atrasado. Luego del torneo me la haré y espero estar en una condición aceptable para poder seguir jugando”.
Pero si bien la salud lo ha alejado de las pistas como jugador, “Medio Medio”, quien pertenece a la actual Asociación de Boliche, por lo menos trata de ayudar a los nuevos valores que están surgiendo en esta disciplina y que como Alberto Lizano y Rodolfo Madriz, entre otros, pretenden abrirse campo en esta difícil disciplina.
“Falta mucho apoyo, principal
mente del gobierno, para traer gente a que capacite y haga clínicas. Algunos tratamos de ayudar en esto, pero la idea es sacar muchos más jugadores como Lizano y Madriz, para mejorar el nivel en nuestro país”.
Odio asegura que fue precisamente el torneo de la Raza el que hizo que el boliche nacional pasara de gatear a obtener roce internacional para luego poder viajar a competir a panamericanos y mundiales.
Odio reconoció que si bien este torneo se presta mucho para el convivio, también permite ver boliche de primera calidad en nuestras pistas.
“En el torneo se ven las dos partes; quienes vienen a compartir, pasear, conocer y jugar y los que vienen por los premios, que este año estarán muy buenos, y que le dan un alto nivel a la competencia.
Diego Rojas tiene solo 20 años de edad, pero ya ha jugado ocho torneos de la Raza y ha logrado mantenerse entre los diez primeros. Para él, jugar este torneo siempre es un reto y jugadores como Odio, un ejemplo. Metido en el ambiente del boliche Rojas apenas inicia un trayecto que Odio acaba de dejar, pero ambos sujetan los extremos de una disciplina que quiere levantar, y en la que hay talento para lograrlo.


La raza en resumen

El torneo se jugará entre el 11 y el 18 de octubre. Mañana será la ceremonia de inauguración y la competencia se realizará en el boliche Dent (masculino regular), Country Club (Masculino senior) y Indoor club (femenino), desde el domingo.
Participarán bolichistas de Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Colombia, Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico, Aruba y Costa Rica.
Los ganadores de los tres primeros lugares por evento, se repartirán una bolsa de $30 mil más trofeos (artesanías).