Enviar
Bochorno en Italia
Aficionados serbios impidieron que se realizara el partido en suelo italiano, mientras, España ganó en Escocia

Disturbios que comenzaron horas antes del partido en las afueras del Luigui Ferrari de Genova, donde jugó Costa Rica en el mundial de Italia 90, y que luego se trasladaron al interior del estadio, impidieron ayer que se efectuará el partido Italia-Serbia.
Aunque el inicio del juego se retrasó media hora, en busca de controlar a los seguidores serbios, quienes ocasionaron los disturbios, solamente se jugaron seis minutos, ya que la violencia no cesó, por parte de los ultras serbios.
Cuando se llevaban disputados seis minutos de juego, los aficionados visitantes arrojaron al campo otra bengala que pasó cerca del portero italiano Emiliano Viviano, el árbitro Craig Thomson (Escocia) detuvo el encuentro y luego de analizar la situación con los capitanes, el colegiado escocés decidió suspender el encuentro definitivamente.
Antes de su llegada al campo, cerca de 300 hinchas serbios ya habían protagonizado una verdadera batalla campal al lanzar piedras y petardos hacia las tiendas del centro de la ciudad y también contra las fuerzas del orden durante su llegada al estadio Luigi Ferraris.
Donde sí hubo fútbol fue en Escocia. Allí España dio un paso de gigante hacia la Eurocopa 2012, firmando en el mítico Hampden Park el pleno de triunfos en tres partidos, ante una luchadora Escocia que igualó dos goles hasta la sentencia de Fernando Llorente, el día que David Villa pasó a la historia (2-3).
La campeona del mundo dejó su sello ante una afición tan guerrera como sus jugadores, que acabó rendida a la calidad de España. Donde se inscribieron leyendas madridistas, con la conquista de dos Copas de Europa, Villa protagonizó una más. Marcó su tanto 44 para inscribir su nombre en lo más alto de los goleadores de la “Roja”.

Cristian Williams y EFE
[email protected]
Ver comentarios