BMW pierde su corona en sector de autos de lujo ante Mercedes
Durante 2017 las ventas de BMW crecerán en niveles bajos. Bloomberg/La República
Enviar

BMW perdió ante Mercedes-Benz la corona de la mayor marca de autos de lujo del mundo, finalizando su reinado de más de una década en medio de una cartera abarrotada de modelos que envejecen.

El año pasado, la automotriz con sede en Múnich vendió 80 mil autos menos que la marca de Daimler AG, que atrajo a los compradores jóvenes con rediseños deportivos y una colección más amplia de vehículos utilitarios deportivos cada vez más populares.

BMW verá dificultada su recuperación por desafíos que van desde la desaceleración de la demanda en Europa hasta la amenaza de barreras comerciales en el Reino Unido y América del Norte.

Las entregas mundiales de BMW aumentaron un 5,2% , a 2 millones de autos, en 2016, menos de la mitad del crecimiento del 11,3% de las entregas de Mercedes, que ascendieron a 2,08 millones.

Las ventas crecerán en niveles bajos, de un solo dígito, en 2017, dijo el director de ventas de BMW, Ian Robertson, en el salón del automóvil de Detroit el lunes. Los vientos en contra a los que estará expuesta este año incluyen un debilitamiento de la demanda en el Reino Unido en medio de los preparativos para el Brexit y una desaceleración del crecimiento en China, señaló.

Si bien el máximo ejecutivo de BMW, Harald Krüger, dice que está más atento a la rentabilidad que a las ventas, necesita fondos para cubrir las crecientes inversiones en autos eléctricos y funciones de autoconducción.


Ver comentarios