Enviar
Blatter sigue dirigiendo la FIFA

Joseph Blatter fue reelegido ayer para un cuarto mandato al frente de la FIFA, al término de un accidentado proceso electoral en el que su único rival tuvo que dar un paso al costado, surgieron denuncias cruzadas de corrupción y hubo una petición formal de aplazar los comicios.
La solicitud de la federación británica de posponer la elección del presidente, con el objetivo de poner en marcha un proceso “transparente” y tener al menos un candidato alternativo, fue rechazada por una clara mayoría de los delegados que participaron en el 61 Congreso de la FIFA, en Zúrich.
Al mando, desde hace 13 años, de la institución considerada como la más poderosa del planeta en el mundo del deporte, Blatter fue ungido nuevamente como presidente para el periodo 2011-2015 con 186 votos, de un total de 203 emitidos.
“Les agradezco su confianza, de todo corazón. Juntos vamos recorrer los próximos cuatro años, siempre y cuando Dios me conceda la vida, la energía y la fuerza de continuar”, dijo emocionado instantes después de confirmarse su reelección.
Señaló sentirse “satisfecho” de que su institución haya restablecido su “unidad y solidaridad”, al tiempo que prometió llevar “al barco de la FIFA a aguas claras y transparentes”.
Reconoció que esto no podrá hacerse de la noche a la mañana, pero aseguró: “Lo vamos a hacer”.
Blatter hizo alusión así a la sucesión de denuncias de corrupción que empañaron las elecciones en la FIFA y que, entre otras cosas, llevaron a que fuera apartado del proceso electoral, cuatro días antes, el único candidato alternativo, el catarí Bin Hamman, que fue acusado por uno de sus colegas del comité ejecutivo de la entidad de haber ofrecido sobornos a cambio de votos.
Al mismo tiempo surgieron denuncias contra Blatter, a quien se acusó de que había entregado $1 millón de las arcas de la Fifa a la Concacaf para que lo utilizara como considerase conveniente y así ganarse sus votos.
En estas circunstancias Blatter emprenderá su cuarto periodo como presidente, con lo que estará 17 años al frente de la FIFA, a la que ha prometido encaminar hacia un proceso de reformas de fondo.

Zúrich/EFE
Ver comentarios