Blatter renunció pero la investigación por sobornos no para
El imperio de $1.000 millones al año de Blatter comenzó a derrumbarse hace una semana. AFP/La República
Enviar

Blatter renunció pero la investigación por sobornos no para



Sepp Blatter, el jefe supremo alguna vez inexpugnable del deporte más popular del mundo, inesperadamente anunció su intención de renunciar cuatro días después de haber ganado la reelección.
El hombre de 79 años dijo que convocará un congreso especial en algún momento entre diciembre y marzo para elegir a su sucesor como presidente de la FIFA, un puesto que ocupa desde 1998.
El imperio de $1.000 millones al año de Blatter comenzó a derrumbarse en el mismo instante en que la policía suiza, que actuaba en base a pedidos de extradición de Estados Unidos, despertó a altos funcionarios y los sacó de la cama en un hotel de lujo la semana pasada.
Cuando su organización se volvió objeto de una investigación penal, el respaldo se diluyó.
“Aunque los miembros de la FIFA me dieron un nuevo mandato y me reeligieron presidente, este mandato no parece estar respaldado por todos en el mundo del fútbol”, dijo Blatter el martes en Zúrich.
“Aprecio y amo a la FIFA más que a cualquier otra cosa y solo quiero hacer lo mejor para el fútbol y para la FIFA, nuestra institución”.
Como presidente de la FIFA, el mandato de Blatter estuvo signado por la controversia, más recientemente en torno de la selección de Rusia y Qatar como sedes de la Copa del Mundo de 2018 y 2022. Esto terminó siendo su perdición.
El martes se supo que el funcionario número 2 de la FIFA bajo las órdenes de Blatter autorizó un pago de $10 millones que los fiscales estadounidenses calificaron de soborno, dijo una persona familiarizada con el asunto.
Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, es el funcionario cuyo nombre aparece en una acusación que hizo pagos desde la FIFA a cuentas bancarias en Nueva York que eran supervisadas por Jack Warner, el director de larga data de la Concacaf, la confederación de fútbol de Centro América y Norteamérica, dijo la persona, que pidió mantener el anonimato porque la cuestión no es pública.
Ni Valcke ni otros altos funcionarios estaban involucrados en la “iniciación, aprobación e implementación” del pago, dijo la FIFA en un comunicado el martes.
Y agregó que la transferencia de 2008 fue aprobada por el presidente de la comisión de finanzas. En ese momento, esa persona era Julio Grondona, un argentino que murió el año pasado a los 82 años, mientras que Warner era vicepresidente.
Michel Platini, que lidera el organismo que gobierna el fútbol de Europa y que le pidió a Blatter que renunciara la semana pasada, dijo en un comunicado que su anuncio era “una decisión valiente y la decisión correcta”.
El respaldo a Blatter para extender sus 17 años en el puesto se debilitó cuando los miembros del Caribe le retiraron su apoyo y se lo dieron a su rival, el príncipe Ali Bin Al Hussein.
Estados Unidos y Canadá anunciaron el respaldo al príncipe jordano, mientras que los delegados sudamericanos dijeron que el grupo tal vez no vote en bloque. El organismo que gobierna el fútbol europeo, la UEFA, había considerado un boicot del voto. Su jefe, el ex futbolista francés Michel Platini, públicamente instó a Blatter a renunciar.

Bloomberg
 

Ver comentarios